presentada por
Menú
90 minutos de sudor

Los capitanes ya se reintegraron

¡El Bayern ya regresó de China! ¿O no? Para los jugadores del club de Múnich las condiciones climáticas fueron las mismas que en Asia: 30 grados centígrados y una alta humedad, la única diferencia fue que el sol se dejó ver con menos frecuencia. Con esas temperaturas todos sudaron al máximo durante la sesión de entrenamientos del sábado, realizada en la ciudad deportiva, lo cual no estuvo del todo mal pues ya falta poco para el primer partido de la temporada, el de la Copa Alemana contra Regensburg.

Lo más importante fue que el entrenador Jupp Heynckes pudo disponer por primera vez de toda su plantilla: los que viajaron a China y los capitanes Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger. Los únicos que faltaron fueron los lesionados son David Alaba (pie izquierdo) y Rafinha (tirón).

Trote el domingo

Con algo de demora, y ante la mirada de cientos de aficionados, el Bayer realizó el sábado una sesión de calentamientos, practicó jugadas estudiadas, pases y posiciones, así cómo diferentes situaciones de juego en espacios reducidos y normales. Después de 90 minutos intensos y llenos de concentración, los jugadores abandonaron el campo, no sin antes complacer a los cazadores de autógrafos.

A algunos futbolistas les tocó extender su sesión con ejercicios individuales, entre ellos Bastian Schweinsteiger (coordinación y fuerza); Philipp Lahm, Mario Gómez, Claudio Pizarro y Diego Contento (trote para reforzar la condición física); Mitchell Weiser y Emre Can (cabezazos).

El domingo el entrenador Heynckes citó al equipo a dos sesiones de entrenamientos: en la mañana en la ciudad deportiva, en la tarde a trotar en el bosque aledaño.