presentada por
Menú
'Buenos augurios'

La máquina del Bayern 'bien engrasada'

La ducha duró poco y rápidamente los jugadores se subieron al autobus. El Bayern tenía prisa. Poco más de una hora después del encuentro, el Bayern puso rumbo a casa - con “una buena sensación” y “una sonrisa” (Thomas Müller) en el equipaje. El motivo, el buen arranque liguero realizado el sábado. “Así nos lo habíamos imaginado. Un par de goles a favor, ninguno en contra. Cumplimos con nuestra obligación”, resumió el guardameta Manuel Neuer tras el 0:3 logrado ante el Greuther Fürth.

Müller (43´), Mario Mandzukic (59´) y un gol en propia puerta de Thomas Kleine (79´) certificaron los tres primeros puntos del Bayern en la temporada recién iniciada. Jupp Heynckes comentó al respecto: “Tenemos mucha ilusión puesta en esta temporada. El equipo tiene ganas, está muy motivado, trabajamos muy bien, por eso el resultado no me supone ninguna sorpresa.”

El director deportivo Matthias Sammer afirmó que el equipo afrontó el partido con “mucha profesionalidad. No mostramos debilidades.” El capitán Philipp Lahm prefirió mirar “hacia delante positivamente”, mientras que Neuer habló de una “máquina del Bayern bien engrasada”. Aunque indicó: “Tenemos que mantener la constancia. Esto sólo ha sido el inicio, queda una temporada muy larga por delante.”

Una temporada que estará llena de obstáculos. Como ya comprobó el Bayern ayer ante el propio Fürth durante la primera mitad, en la que casi no encontró los huecos ante un rival muy defensivo. “Aceptamos el resultado, pero también sabemos que durante mucho tiempo nos lo pusieron muy complicado”, resaltó Sammer.

El gol “abridor” de Müller poco antes del descanso fue “muy importante”, tal como aclaró el técnico Heynckes. Sammer, que por primera vez se sentó en el banquillo del Bayern en un partido de la Bundesliga, se mostró especialmente satisfecho “por haber aprovechado una jugada a balón parado”. Arjen Robben destacó el rendimiento ofrecido por el rival: “Enhorabuena al Greuther Fürth. Creo que aquí se lo pondrán muy difícil a muchos equipos.”

Tras el descanso, el Bayern desarolló un juego más fluido. El Fürth “tuvo que correr más riesgos” y dejó mas espacios al Bayern que aprovechó “con su clase individual sin piedad” (Mike Büskens). Heynckes vio en la segunda parte a un Bayern “muy inteligente y superior”, que además “podría haber ampliado la goleada.”

Sammer contento con la mayor 'flexibilidad'

Y es que Claudio Pizarro y Bastian Schweinsteiger pudieron marcar algún que otro tanto. “En la segunda mitad pudieron apreciarse las diferencias”, aseguró Neuer. Sammer encontró “gratificante la mayor flexibilidad”.