presentada por
Menú
50ª victoria en casa durante la Oktober

El Bayern sigue 'concentrado y equilibrado '

Tres goles, tres puntos, buen fútbol y ambiente festivo en el Allianz Arena de Múnich. Sin duda, Karl -Heinz Rummenigge celebró a lo grande su 57° cumpleaños. “Hemos hecho un buen partido, ganamos merecidamente y podemos estar muy contento con la jornada”, indicó Rummenigge tras el 3:0 (1:0) logrado ante el VfL Wolfsburg ayer martes.

El primer partido en cassa durante la Oktoberfest 2012 no pudo ir mejor. Los hombres de Jupp Heynckes dominaron el duelo de cabo a rabo y regalaron a los 71.000 espectadores del estadio muniqués la octava victoria consecutiva de la temporada. Además el empate entre el Eintracht Frankfurt y el Borussia de Dortmund situó al Bayern como líder en solitario de la Bundesliga. “Estamos en lo más alto y ya no queremos bajarnos”, comentó el capitán Philipp Lahm.
Desde el primer minuto la defensa del Wolfsburgo se vio desbordada una y otra vez, aunque la primer aparte concluyó con el solitario tanto de Bastian Schweinsteiger (24´) en el marcador. En la segunda mitad Mario Mandzukic (57´/65´), ex jugador del Wolfsburgo, elevó a 3:0 el resultado y aseguró con su doblete una nueva victoria del Bayern.

“Tenemos que reconocer que el FC Bayern en estos momentos nos viene un poco grande”, resaltó el técnico visitante, Felix Magath, a la conlcusión del encuentro. “El Bayern fue hoy sencillamente mucho mejor”, reconoció el ex delantero del Bayern Ivica Olic, quien probablemente habría deseado otro tipo de retorno a su antiguo estadio. Pero tal como reflearon las estadísticas – 25 tiros a puerta por 4 del rival, 10 saques de esquina por 2 del Wolfsburgo y 64% de posesión – la 50ª victoria local durante la Oktoberfest fue más que merecida.
Aunque en las filas del Bayern no se sobrevalora el “muy buen inicio” (Rummenigge) de temporada (15 puntos en cincot partidos con 17 goles a favor y dos en contra). “Mantendré los pies en el suelo y no echaré las campanas al vuelo ”, subrayó Rummenigge antes de añadir: “Estamos bien, jugamos un muy buen fútbol, pero la euforia está fuera de lugar.”

Siete puntos separan ya al Bayern del actual campeón de liga, el Borussia de Dortmund. El año pasado en la 6ª jornada llegaron a ser ocho. “Y regalamos todo de nuevo”, recordó Lahm. “Eso no debe pasarnos esta temporada. Estamos avisados.” Rummenigge también exigió no repetir “los fallos del pasado.”.

Nada de dormirse en los laureles