presentada por
Menú
Centrado en el Schalke

Robben quiere una 'racha de verdad'

Tras el Valencia llega el Schalke. Este sábado, tres días después del partido de la Champions-League, el FC Bayern afrontará uno de los duelos más destacados de la Bundesliga. En Gelsenkirchen el cuadro muniqués espera poder mantenerse una semana en lo más alto de la clasificiación. Aunque la tarea no será nada fácil, tal como sabe Karl-Heinz Rummenigge: “Ante el Schalke será muy dificil. Tienen muy buena plantilla.”

El Bayern ha ganado todos sus partidos oficiales de la temporada y lógicamente quiere seguir así. Por eso Jupp Heynckes ha puesto ya todas sus miradas en el duelo ante el Schalke. El técnico de 67 años empezó a trabajar con los suyos en el duelo liguero tras una pequeña charla con sus jugadores en la que revisaron el encuentro ante el Valencia. Sólo los lesionados y Daniel van Buyten (gripe) se perdieron el entrenamiento.
El resto del equipo, incluído Franck Ribéry pese a sus molestias en el muslo, se ejercitaron sobre la bicicleta en el bosque de Perlach. “Espero poder estar de nuevo el sábado”, comentó Ribéry. Al finalizar el entrenamiento, Javier Martínez y cía. firmaron autógrafos a los aficionados.

El viernes la plantilla entrenará de nuevo antes de viajar a Gelsenkirchen. “Estaría bien si ganáramos los dos o tres próximos partidos. Entonces habríamos logrado una racha de verdad”, subrayó Arjen Robben este jueves. El Schalke se impuso al Olympiakos (1:2) y tampoco conoce la derrota en la Bundesliga.

Huntelaar y Jones son duda

Philipp Lahm espera un “partido igualado”, pues el Schalke pertenece al grupo de “favoritos al título”. Robben avisó del peligro de su compatriota Klaas-Jan Huntelaar – pichichi de la Bundesliga la pasada temporada: “No hay que dejarle ni una ocasión.”

Aunque hay “grandes interrogantes” sobre su participación, tal como informó Huub Stevens. El delantero presenta molestias en el Músculo psoas-ilíaco y al igual que Jermaine Jones no participó en el entrenamiento con el grupo. Da igual quien juegue el sábado, Robben lo tiene claro: “Vamos a Schalke a ganar.”