presentada por
Menú
El Borisov puede venir

Un Bayern inteligente muestra en Bremen `buena moral´

Un ramo de flores, un reloj de pulsera y un fotomontaje o collage. Claudio Pizarro fue gratamente obsequiado antes del partido del Bayern contra el Werder Bremen el sábado. Fue la despedida oficial del eterno delantero del Bremen, el cual en verano vino a Munich procedente desde la ciudad hanseática. No hubo ningún regalo, ya que a pesar de llevarse los tres puntos del Weserstadion con un 2-0 (0-0), el equipo bávaro tuvo que ganárselos duramente.

„Fue en todo momento un partido disputado. Bremen nos ha complicado mucho la vida“, dijo Thomas Müller en la novena victoria en nueve partidos oficiales, lo que iguala el record de la temporada 1984/85. „Este comienzo nos hace la vida muy fácil, podemos estar muy contentos“, opinó el capitán Philipp Lahm, aunque añadió sobre el partido contra el Bremen: „En conjunto no fue como nos lo habíamos imaginado“.

El tardío doblete de goles de Luiz Gustavo (minuto 81) y Mario Mandzukic (83´) hizo perfecto el inicio de temporada con seis victorias en seis partidos. Hasta entonces, a pesar de una mayor posesión del Bayern, el Bremen resistía muy bien plantadoy disciplinado, haciendo que el equipo bávaro se esforzara. „El Bremen estuvo bien ordenado, agresividad y estos han estado acertados en el juego“, comentó Holger Badstuber para fcbayern.de.

Especialmente en la primera mitad, el equipo muniqués tuvo prácticamente una sola ocasión de peligro ante la portería del equipo local. „Hemos jugado muy lentos“, criticó el Jupp Heynckes. „Los jugadores han traspasado un poco mi paciencia.“ Ya después de „unas claras palabras“ en el descanso, aumentó el ritmo el equipo que más Bundesligas tiene, también gracias a los cambios de Mandzukic, Xherdan Shaqiri y Javier Martínez, a los cuales nombró Heynckes como „jugadores determinantes“.

„Sabemos que nuestro juego no ha sido del todo incisivo y que ya hemos mostrado que podemos jugar mejor. En la segunda parte hemos jugado de manera inteligente, y hemos conseguido llevarnos los tres puntos a casa“, resumió Badstuber. Ahora mismo „no debemos ser impacientes al ser demasiado ofensivos y debemos dejar de contraatacar tanto“ en partidos disputados, comentó Bastian Schweinsteiger en un positivo análisis. Además opinó que: „Esto quiere decir que se puede decidir un partido en los últimos 10 o 15 minutos.“

En hasta ahora la completa felicidad en el balance en la Bundesliga hubo también palabras críticas. „Lo que hemos hecho hoy hasta el 1-0, fue simplemente muy poco, se debe decir claro“, dijo el director deportivo Matthias Sammer. „Hemos cometido muchos errores, en algunos momentos fuimos caminando. Por supuesto nos llevamos la victoria con gusto, pero durante largo tiempo fue un completa tontería,“ dijo Sammer claramente, „se debe ser crítico.“

Buena moral, pero muy poco movimiento