presentada por
Menú
'Apretar otra vez de inmediato'

El Bayern no quiere 'dejarse desviar de su camino'

20 disparos a puerta, 14 saques de esquina, 43 centros al área y sin embargo se perdió. “Totalmente innecesario” (Toni Kroos) y “muy, muy amargo” (Philipp Lahm) fue el 3:1 cosechado por el FC Bayern ayer martes en Minsk ante el BATE Borisov. Aunque tal como resaltó Karl-Heinz Rummenigge en la tradicional cena que celebra la plantilla tras los partidos en el hotel, no hay ningún motivo “para ser críticos”. El directivo del Bayern recordó la impresionante racha de 9 victorias consecutivas del Bayern que ayer terminó en Minsk. “Creo que es importante no dejarnos desviar de nuestro camino por esta derrota.”

El cuerpo técnico, los jugadores, y los invitados de honor, entre ellos Wolfram Maas, embajador alemán en Bielorrusia, aplaudieron el positivo discurso de Rummenigge: “Es importante que reaccionemos el sábado ante el Hoffenheim, que apretemos otra vez de inmediato, que mostremos a los rivales en la Bundesliga que el FC Bayern ha perdio esta noche un partid, pero que no está tocado.”
Toca pasar página. Pese a que la derrota de Minsk fue dolorosa “porque nos hace retroceder en la clasificación”, admitió Rummenigge. El FC Bayern es segundo en su grupo, por detrás del Borisov (6) y empatado a puntos con el tercer clasificado, el Valencia CF (3). “Pero tampoco hay que olvidar que tenemos cuatro partidos por delante en los que podremos corregir las cosas. Y estoy convencido de que el equipo las corregirá y que nos clasificaremos para octavos de final.”

“Desperdiciamos las ocasiones de gol”

Para ello los jugadores y el entrenador tendrán que digerir primero lo acaecido en Minsk. “Ciertamente nos lo habíamos imaginado de otra forma”, reconoció un Philipp Lahm, que al igual que sus compañeros y Jupp Heynckes se marchó a su habitación media hora después del discurso de Rummenigge. “Simplemente desperdiciamos las ocasiones de gol”, admitió el capitán del Bayern. Toni Kroos señaló: “Creo que se ha visto que pusimos el 100%. No logramos hasta la fase final materializar nuestras claras ocasiones.”

El Bayern se estrelló una y otra vez con la plagada defensa del BATE y el guardameta Andrei Gorbunov, el jugador bielorruso que más contactos con el balón tuvo (67). Y cuando el cuadro muniqués logró superar a ambos, apareció la madera. Franck Ribéry se estrelló contra el larguero en el 83, mientras que Toni Kroos, todavía con el 0:0 en el marcador, se topó con el palo en el minuto 13. Heynckes vio esas escenas “claves. Contra un equipo así hay que adelantarse 0:1. Entonces el partido es bien distinto.” El 2:1 logrado por Franck Ribéry llegó muy tarde (90´+1).

“Enhorabuena al BATE”