presentada por
Menú
13 partidos, 13 alineaciones

Las rotaciones del Bayern funcionan

“Never change a winning team” (“Nunca cambies a un equipo ganador”). Sir Alf Ramsey, seleccionador inglés en el mundial de 1966, resumió perfectamente una verdad futbolística que el FC Bayern parece refutar 46 años más tarde. Y es que en los 13 partidos que el Bayern ha disputado esta temporada, Jupp Heynckes ha alineado 13 equipos distintos. El resultado: 12 victorias, un nuevo récord en la historia de la Bundesliga (8 victorias), 26 goles a favor y tan sólo 2 en contra en liga.

“Un equipo de fútbol lo conforman más de once jugadores y todos disfrutan de su oportunidad”, indicó Heynckes, quien aún no ha alineado a los lesionados Daniel van Buyten y Diego Conteto, ni al guardameta suplente Tom Starke, así como a los jóvenes valores Mitchell Weiser y Patrick Weihrauch. “Todos somos titulares”, recalcó Xherdan Shaqiri esta semana. Thomas Müller también ha comentado al respecto: “No hay un once titular. El míster decide antes de cada partido quien juega.”

Normalmente Heynckes suele rotar en una o dos posiciones, tal como ocurrió en Lille. En dos ocasiones, en Bremen y ante el Valencia, introdujo cuatro variaciones. El entrenador ha afirmado en varias ocasiones que su política de rotacionesa afecta a todos, incluído el portero Manuel Neuer. “Uno debe tener garantías para poder realizar unos ciertos cambios”, subrayó el técnico.

Decidir quien juega en cada partido no es nada fácil, pues hay que tener en cuenta “muchos factores”, tal como reconoció el entrenador de 67 años. ¿En qué estado se encuentra el jugador? ¿Quién encaja mejor? ¿Qué táctica se llevará a cabo? “Por ejemplo, ante el Valencia Toni Kroos en la media punta, porque sabía que el Valencia juega de manera defensiva y necesitaba una cabeza creativa, un buen asistente que profundizara y que también pudiera rematar.”

'Todo por el bien del equipo'

El plan salió bien, Kroos hizo un partidazo y además marcó uno de los tantos de la victoria (2:1). Una semana más tarde, en el 0:3 ante el Wolfsburgo el canterano vio el partido desde el banquillo. “Tenía claro que Xherdan Shaqiri jugaría en el centro del campo. Es un jugador que juega de espaldas a la defensa, que controla y se gira perfectamente”, aclaró Heynckes. Shaqiri asistió en uno de los tantos.