presentada por
Menú
A disfrutar el momento

¡Salud!

El Bayern se reunió en la tarde del domingo para celebrar el gran año que está teniendo hasta el momento, y que mejor lugar para hacerlo que con una visita a la tradicional festividad bávara: el Oktoberfest. La cerveza sabe aún mejor cuando se acumulan siete victorias en serie, 21 puntos, 21 goles a favor, sólo dos en contra, el liderato en solitario de la Bundesliga y récord gracias a este sensacional inicio. Todos asistieron, vistiendo los pantalones de cuero y el resto del atuendo que la ocasión exigía.

“Hemos creado las mejores condiciones para sentarnos a disfrutar” dijo Toni Kroos tras haber obtenido la séptima victoria del campeonato, durante el 2-0 contra el Hoffenheim, gracias a los goles de Franck Ribéry. “Todo está en orden, con excepción de la derrota contra el Borissow en la Champions League, cuyos errores corregiremos, las cosas marchan maravillosamente” declaró el directivo Karl-Heinz Rummenigge.

La reacción ante Hoffenheim a ese 1-3 frente a Borissow, cuadro días antes, fue “formidable”, calificó Heynckes: “Jugamos con mucha inteligencia, y en la defensa no dejamos ningún vacío, y esa fue la clave del éxito”. el arquero Manuel Neuer ha tenido que recoger el balón de dentro de su portería en apenas dos ocasiones esta temporada.

“Teniendo en cuenta el partido del martes en Bielorrusia, y lo exigente del viaje, considero el rendimiento muy en orden”, concedió un satisfecho Uli Hoeness, y añadió, “nuestro equipo nunca corrió peligro contra Hoffenheim, durante los 90 minutos controlamos el partido”. El presidente del club no se deja impresionar por el récord establecido en el arranque de la temporada y afirma que “eso me tiene sin cuidado, el mejor inicio del campeonato no sirve si al final no se obtiene el titulo”.

El entrenador también considera “secundario” el tema del récord y aseguró que “eso no es lo que me causa alegría; alegría me causa cuando el equipo tiene éxito, cuando en los partidos consigue lo que nos proponemos en los entrenamientos, cuando superamos traspiés como el del martes”. Pero Heynckes dice estar orgulloso de sus jugadores, porque “el equipo tiene hambre, persigue sus metas, no se deja sacudir y conserva un gran espíritu de grupo”.

Y ese gran ánimo colectivo se reforzó el domingo en el Oktoberfest. “Hasta ahora, tras siete victorias consecutivas, podemos estar contentos, pero hay que saber cuál es su verdadero significado pues al final de la temporada es cuando sabremos si sirvió para algo o no” dijo Toni Kroos. Por eso el Bayern celebró el domingo el buen momento, pero no pierde de vista el objetivo.