presentada por
Menú
'Mantener los pies en el suelo'

Alegría en el Bayern tras una victoria 'inteligente'

No todo salía y siempre faltaba algo de precisión. Después de varias semanas jugando a un ritmo de un partido cada tres días, las piernas de los jugadores del Bayern estaban algo pesadas. Sin embargo, la estrellas del Bayern demostraron ante el correoso Eintracht de Frankfurt que también saben ganar con en el mono de trabajo puesto. “Si no sale todo redondo, entonces uno debe jugar con inteligencia. Eso es lo que hicimos”, indicó Jupp Heynckes tras el 2:0 (1:0) cosechado ante el tercer clasificado de la Bundesliga.

Los de ayer fueron tres puntos importantes porque con los goles de Franck Ribéry (44´) y David Alaba (77´/ de penalti) el cuadro muniqués ha ampliado la ventaja sobre el Eintracht (10 puntos) y mantiene el colchón con el Schalke (7) y el actual campeón, el Borussia de Dortmund (11). “Ha sido decisivo no haber perdido ningún punto”, afirmó Karl-Heinz Rummenigge.

Y todo merced a un “duro trabajo”, tal como indicó el propio directivo muniqußes. El equipo revelación de la Bundesliga, el Eintracht, se mostró muy compacto en la tarde de ayer. “Buscaron sus opciones ofensivas y atacaron de lleno”, analizó Thomas Müller, que entró al campo mediada la segunda parte. El canterano además reconoció que “no fue nuestro mejor partido”.

El capitán Lahm habló de la falta de “frescura” tras el 6:1 del miércoles ante el Lille, para explicar la falta de efectividad de cara a puerta contraria. Algo que pudo pasarle factura al Bayern pues el Eintracht estralló un remate Bamba Anderson contra la cruceta a los pocos minutos de la reanudación. “En algunas ocasiones no hemos logrado hacer el balance defensivo con rapidez.”, subrayó Bastian Schweinsteiger.

“Sólo ganar”

Las estadísticas también reflejan que el partido disputado ayer en el Allianz Arena estuvo muy abierto. 23 disparos a puerta locales, por 18 visitantes. Pese a todo, el Bayern dominó la segunda parte y en los instantes finales disfrutó de varias ocasiones para lograr un marcador más abultado. Al final, victoria poco brillante pero muy merecida. “Siempre es complicado cuando juegas el miércoles en la Champions y el otro equipo puede descansar. Por eso debes simplemente ganar este tipo de partidos, lo demás no es tan importante”, aseguró Uli Hoeneß.