presentada por
Menú
Robben es baja, Ribéry en duda

Se espera una dura lucha en el derbi

Tranquilo tras una armónica asamblea general anual, con la confianza que otorga el estar cumpliendo una gran temporada, pero con problemas en materia de personal, el equipo del Bayern enfrentará este sábado al Nuremberg en la versión 185 del derbi franco-bávaro. Al club de Múnich le harán falta Arjen Robben y Luiz Gustavo; la presencia de Franck Ribéry es incierta.

Robben regresó del partido de la selección de Holanda, contra Alemania, con un leve tirón muscular. “Mañana, y contra Valencia, no podremos contar con él”, informó Jupp Heynckes este viernes. Gustavo continúa luchando contra sus problemas musculares y no emprenderá el viaje con el resto del equipo a Nuremberg.

Incierto es si Franck Ribéry, que en el partido de Francia contra Italia sufrió un golpe en las costillas, puede jugar. Heynckes se mostró confiado: “presumo que él podrá ser iniciar el partido”. Los que definitivamente no podrán hacerlo son Jerome Boateng (tirón muscular), y Emre Can (ruptura de ligamentos).

La buena noticia es que Holger Badstuber regresa a la convocatoria después de tres semanas de pausa obligada por lesión. “Para mí eso es un pequeño milagro”, contó el entrenador. Bastian Schweinsteiger y Toni Kroos, quienes cancelaron su participación con Alemania en el partido contra Holanda, lo que Heynckes consideró “una inteligente decisión”, están nuevamente en forma.

¿Gómez en la convocatoria?

Por primera vez en esta temporada, Mario Gómez podría hacer parte de la convocatoria del Bayern en un partido oficial. El entrenador avisó que tomará su decisión poco antes del juego contra Nuremberg, y agregó “es mi responsabilidad reintegrar a Mario al equipo de una forma cuidadosa, pues él estuvo tres meses lesionado”. El delantero hispano-alemán volvió a las canchas el pasado martes, en un partido amistoso.

Pero sin importar con qué futbolistas se enfrenta el partido en Nuremberg, el balance del Bayern jugando a domicilio es casi perfecto: cinco partidos, cinco triunfos, 15 goles a favor, ninguno en contra. “Espero que nos mantengamos por ese camino, queremos mantener a distancia al segundo, al tercero y al cuarto, y si se puede, aumentar la ventaja”, explicó Heynckes.

Peligroso rival

Karl-Heinz Rummenigge dijo durante la asamblea anual del club, hablando del próximo partido en la Bundesliga, que espera del equipo “concentración y voluntad, tenemos por delante semanas importantes que empiezan en Nuremberg”. Uli Hoeness también advirtió que el rival “está herido y por eso es peligroso”.

Nuremberg sólo ha logrado una victoria en sus últimos ocho partidos de la Bundesliga, pero no por ello hay que subestimarle, recalcó Heynckes. El entrenador está seguro que el rival va a ofrecer una batalla muy dura. “En los derbis contra el Bayern el Nuremberg se crece; ellos van a sacar a relucir lo mejor de su repertorio”. Revisando las estadísticas, Heynckes sabe de lo que habla: Bayern sólo ha podido ganar un partido de los últimos cinco disputados en Nuremberg.

¿Relajados? ¡Para nada!

“Siempre se presenta una oportunidad de ganar, y hay que saberla aprovechar cuando llega” dijo el entrenador del Nuremberg, Dieter Hecking, que hace 28 años, el 30 de noviembre de 1984, debutó como jugador en la Bundesliga bajo las ordenes de Jupp Heynckes. El arquero Raphael Schaefer anhela que su equipo cuente con suerte contra el Bayern.

Así como en aquel junio de 1989, en la jornada 33 de la Bundesliga, cuando Nuremberg, entonces también 15 en la tabla de posiciones, ganó por marcador de 2-1. Heynckes, quien en aquella fecha también era entrenador del Bayern, recuerda muy bien ese juego, en el que su equipo ya se había coronado con anticipación como campeón alemán: “estábamos sentados en el banco sin la menor preocupación, totalmente relajados, pero esta vez no lo estamos para nada”, recalcó.