presentada por
Menú
'Tarea completada'

Alegría en el Bayern tras la victoria en el derbi bávaro

Al final todo fue muy rápido. Tan sólo 40 minutos después del pitido final, la plantilla del FC Bayern ya estaba subida al autobús del equipo en el parking del SGL arena. En el maletero tres nuevos puntos merced al 0:2 (0:1) cosechado ante el 17° clasificado de la Bundesliga. Tras la séptima victoria en ocho partidos lejos de Múnich el Bayern ha ampliado su ventaja en lo más alto de la tabla y ha establecido un nuevo récord como visitante: tan sólo ha encajado 1 gol en contra.

“El equipo hoy lo ha hecho bien”, comentó Karl-Heinz Rummenigge una vez finalizado el derbi disputado en Augsburgo. Además los resultados han acompañado esta jornada pues todos los perseguidores han perdido. El Leverkusen en Hannover este domingo (3:2), y ayer el Dortmund en casa ante el Wolfsburgo (2:3) y el Schalke en Stuttgart (3:1). “Sólo nos concentramos en nosotros mismos”, subrayó Rummenigge. “Es importante que sigamos por nuestro camino de manera tan soberana. Eso lo está haciendo bien el equipo.”

Tres días después del 4:1 ante el BATE Borisov en la Champions-League, el Bayern confrontó una árdua tarea ante el correoso Augsburgo. “Siempre es complicado cuando juegas entre semana en la Champions y el fin de semana de nuevo”, así justificó Rummenigge los primeros minutos del duelo. “Por eso estamos muy contentos por haber ganado 0:2.”

Heynckes ya le había advertido a sus hombres de “que no sería un paseo.” Algo que confirmó durante el partido: “El FC Augsburgo se presenta más pequeño de lo que en realidad es. En la primera mitad han tenido mucho órden en su juego, han presionado muy bien, tuvimos dificultades para practicar nuestro juego arriba.” El cuadro local disfrutó además de varias ocasiones en el arranque del partido y en la fase final de la primera parte.