presentada por
Menú
'Me divierto'

Gomez marca hasta siendo suplente

Mario Gomez había tocado tres balones este sábado en Augsburgo, sólo llevaba 1 minuto y 46 segundos sobre el terreno de juego cuando marcó el 0:2 definitivo. Hace dos semanas, frente al Hannover, marcó 1 minuto y 26 segundos después de haber sido sustituido. El internacional alemán hacía tiempo que no desempeñaba el rol de revulsivo.

Gomez disputó sus primeros minutos oficiales hace 17 días tras tres meses de baja por una operación de tobillo. Desde su vuelta en 216 minutos jugados ha marcado 2 goles en la Bundesliga y ha dado una asistencia y anotado otro tanto en la Champions. ¡Una media de un gol cada 43 minutos! El delantero de 27 años, que el año pasado marcó la friolera de 80 goles en todas las competiciones, no se ha olvidado de perforar la meta contraria.

En Augsburgo, el atacante del Bayern presentó su mejor versión y tras una buena pared con Ribéry envío el esférico al fondo de las mallas en el minuto 63. “El gol ha mostrado todo su potencial”, comentó Philipp Lahm, “Deja correr el balón, se lanza al suelo, buen pase de Franck, como le pega al balón es sensacional.”

Que Gomez sea el de siempre no ha soprendido a Jupp Heynckes. “No es casualidad”, afirmó el entrenador del Bayern en la previa del derbi ante el Augsburgo. “Ha trabado muy bien en la recuperación. Está muy bien contar con otra opción en ataque.” Philipp Lahm comparte esa opinión: “Tenemos tres buenos delanteros. Eso es muy importante porque aún estamos en las tres competiciones.”

¿Y qué opina Gomez al respecto? Conlleva bien la competitividad y deja hablar a los goles. “Me alegra, mi cometido es marcar cuando entro”, declaró tras el decisivo tanto logrado en Augsburgo. “Me divierto y estaré ahí cuando el entrenador me necesite.”