presentada por
Menú
Terminó la concentración

Ocho días, 13 sesiones, dos partidos

13 sesiones de entrenamiento y dos partidos de preparación en poco más que una semana. Jupp Heynckes no tuvo compasión bajo el sol del desierto en Catar pues el Bayern trabajó intensamente para acercarse a su máxima meta, el título alemán. En la mañana del miércoles el equipo cumplió su último entrenamiento en las instalaciones de la Academia Aspire antes de emprender el vuelo en dirección a Múnich en un avión de Lufthansa.

Agotados pero satisfechos. Así se resume el espíritu del ambiente que reinó al regresar a casa. “Por la cantidad, la calidad, y la actitud, tuvimos una excelente concentración” declaró Jupp Heynckes muy contento. La clara victoria 5-0 sobre el Schalke, en la noche del martes, fue la prueba de que el Bayern, a 10 días de reiniciarse el campeonato, se encuentra por muy buen camino.

“Ese partido fue el fiel reflejo de lo que hicimos en Doha” elogió Heynckes al equipo, que en su opinión cumplió de una “excelente” forma con sus ordenes. Sobre la victoria sobre Schalke, el entrenador declaró que no debe sobreestimarse: “tenemos que seguir trabajando a este ritmo y no dejarnos influenciar”.

Arjen Robben, que en la segunda parte portó la banda de capitán que le cedió Bastian Schweinsteiger, volvió a presentarse en gran forma en su segunda aparición luego de la lesión que le alejó durante algún tiempo de las canchas. “Un partido como ese es muy valioso, es distinto a los entrenamientos, y es muy bueno cerrar así la concentración”, contó la estrella holandesa.”

La defensa debe estar firme

En la tarde del miércoles, cuando el Bayern pise de nuevo suelo alemán, las temperaturas de 20 grados serán definitivamente cosa del pasado, pero podrá adaptarse al cambio climático ya que el entrenador Jupp Heynckes le concedió al equipo el jueves libre. El viernes se volverá a entrenar, el sábado se jugará en Basel y el domingo en Unterhaching.

“Es importante que el grupo vaya reencontrando el ritmo de competencia y que los automatismos puedan ponerse a prueba” evaluó Heynckes, para quien lo más importante del resultado contra el Schalke fue el no haber recibido goles en contra, ya que esta es la base para ganar no sólo partidos, “también la Bundesliga y la Copa Alemana”.