presentada por
Menú
"Voy al paso"

La paciencia de Gómez

Seis minutos contra Fürth, tres contra Stuttgart y 15 contra Mainz. Mientras Mario Mandzukic anota un gol tras otro, Mario Gómez, el goleador del Bayern en las últimas temporadas, debe conformarse con el papel de comodín. Pero eso no es ningún problema aseguró Gómez en conferencia de prensa con la selección alemana este lunes: “puedo entender la situación, yo vengo de una lesión de cuatro meses y el equipo está jugando sensacional. ¿Qué otra cosa puede hacer el entrenador?”.

Gómez mantiene la calma y la paciencia, especialmente porque la segunda vuelta del campeonato acaba de empezar y aún restan muchos partidos esta temporada. “Yo sé de qué soy capaz, que se me necesitará y que soy importante para el equipo” contó el delantero. Él, como todo el Bayern, tiene una gran meta para este 2013: ser campeón de la Bundesliga, “si juego cinco o 90 minutos es irrelevante, lo que quiero es ayudar a conseguir nuestro propósito, y haré lo imposible para que nuestra marcha no sea detenida”.

“La calidad es indudable”

El miércoles, cuando Alemania enfrente a Francia, Gómez muy probablemente sea titular. “Eso me alegra un montón” confesó el goleador que desde la semifinal de la Eurocopa (28 de junio del 2012) no ha jugado con la selección nacional por culpa de la para debido a su lesión. “Eso es un tiempo muy largo, pero intentaré hacer un buen partido”.

Oliver Bierhoff no tiene dudas al respecto: “su calidad es indudable y me alegra que va a jugar de nuevo”. El propio Gómez no cree que la falta vaya a ser un problema, y sostiene “llevo el paso y en el Bayern me siento muy a gusto”.