presentada por
Menú
1:2 ante Ribéry

Müller marca en la victoria alemana en París

El espectacular amistoso disputado en el Stade de France tuvo finalmente color germano. Los 75.000 espectadores que abarrotaron el estadio parisino vieron como los seis internacionales alemanes del Bayern se impusieron 1:2 (1:0) en duelo ante su compañero Franck Ribéry. Thomas Müller (51´) y Sami Khedira (74´) remontaron el tanto inicial de Mathieu Valbuena (44´). La de hoy ha sido la primera victoria de Alemania en 26 años ante el Équipe Tricolore.

Joachim Löw contó con tres jugadores del Bayern en el once. El capitán Philipp Lahm jugó en el lateral derecho, por lo que se midió directamente con Ribéry. En ataque Müller (derecha) y Mario Gomez (delantero centro) completaron la presencia muniquesa en el equipo titular. En el minuto 57 Toni Kroos sustituyó a Gomez. Manuel Neuer y Jérôme Boateng vieron todo el partido desde el banquillo.

Incansable Ribéry

Alemania ofreció un altísimo nivel de juego durante los primeros 45 minutos, merced en parte a un destacado Müller. Sólo le faltó el gol al combinado germano ante la atenta mirada de Angela Merkel y el presidente francés François Hollande. Mesut Özil (6´, 17´), Gomez (19´) y Per Mertesacker (21´), que estrelló su cabezazo contra el larguero, pudieron adelantar merecidamente a los Löw.

Francia por su parte, basaba su juego en las combinaciones entre un incansable Ribéry y el siempre peligroso delantero del Real Madrid, Benzema. Precisamente tras un libre directo botado por el atacante (44´) que se estrelló contra la escuadra, Valbuena envió el esférico al fondo de las mallas colocando en el marcador el 1:0 poco antes del descanso.

Müller no falla

Aunque la alegría francesa no duró mucho. Alemania regresó al terreno de juego apretando al máximo y a los 6 minutos empató con un tanto de Müller (51´). El canterano del Bayern se quedó sólo ante Hugo Lloris y definió con la frialdad que le caracteriza.

Con las tablas, Francia se hizo con el ritmo del choque y tanto Valbuena (64´) como Ribéry (68´, 70´) pudieron decantar la balanza a favor de los locales. Sin embargo un espectacular pase de Özil a su compañero en el Real Madrid Khedira lo aprovechó el centrocampista para lograr el 1:2 definitivo (74´). Pese a los intentos galos en los últimos minutos, el resultado ya no se movería más.