presentada por
Menú
'¡Hay que mantener la agresividad!'

Retoma la senda victoriosa con 'garra y moral'

Los jugadores del Bayern abandonaron el césped del Bay Arena con claros gestos de alivio en sus rostros. Bastian Schweinsteiger los reunió a todos y tras hablar con ellos empezó la típica celebración que los equipos alemanes hacen con sus aficionados tras los partidos. El Bayern había ganado y pasaba página a la derrota encajada el miércoles ante el Arsenal y le devolvía la derrota encajada en el partido de la primera vuelta al Bayer Leverkusen. Sin dudas el 1-2 (0-1) cosechado en Leverkusen fue una importante victoria y un nuevo paso hacia el título liguero.

El equipo muniqués sólo necesita sumar 5 puntos en las próximas 8 jornadas para proclamarse campeón. Dependiendo de los resultados de sus perseguidores podría incluso cantar el alirón en la próxima jornada, dentro de dos semanas, ante el Hamburgo. Aunque a Matthias Sammer todos estos números ayer sábado no le interesaban “para nada. Sabemos que tenemos una ventaja de 20 puntos. Pero también sabemos que para alcanzar las metas que tenemos, debemos mejorar un par de cosas.”

El director deportivo del FC Bayern fue más allá e indicó alguno de los aspectos a pulir: “los cambios de juego, la atención, el órden sobre el césped”. Sammer señaló que ante Arsenal, Düsseldorf y Hoffenheim el equipo se había relajado “un poco. No podemos permitírnoslo.” En Leverkusen los hombres de Heynckes lo “hicieron bien” durante la primera mitad, según Sammer, “pero a la larga no nos valdrá con 45 minutos. Debemos seguir metiendo el dedo en la herida.”