presentada por
Menú
'Estamos preparados'

Tras la goleada 'concentración total en la Juve'

El alirón tendrá que esperar una semana y aunque la directiva había advertido de que no habría muchas celebraciones, el equipo se dio un auténtico festín ayer. “La forma en la que ha jugado el equipo hoy ha sido de talla mundial”, resaltó Karl-Heinz Rummenigge tras el 9-2 (5-0) logrado ante el Hamburgo SV. “Se ha visto que celebraron su propia fiesta.”

El técnico Jupp Heynckes describió la mayor goleada del Bayern en liga como local de los últimos 25 años (8-1 al Schalke el 9 de abril de 1988) y la 4ª mayor goleada de la historia del club como “fútbol de manual”. El director deportivo Matthias Sammer comentó con lógica sorpresa tras el homenaje goleador que se dieron los suyos: “No contábamos con algo así”. Uno de los protagonistas de la noche, Arjen Robben, subrayó: “Queríamos mandar un mensaje.”

Dicho y hecho. Los jugadores del Bayern sabían antes de que rodara el balón que no certificarían el título de liga. El Dortmund había ganado por la tarde en Stuttgart. Pero eso no desanimó al cuadro bávaro, más bien todo lo contrario. “Queríamos pisar aún más el acelerador por los aficionados que habían venido con este tiempo”, resaltó Bastian Schweinsteiger.

Rummenigge “sin tristeza”

Pese a no haber ganado aún la liga, ningún profesional del FC Bayern se mostró descontento. “Ahora nos toca esperar un poquito. Sabemos que no nos queda mucho camino para el título”, resaltó Thomas Müller. Rummenigge afirmó “no estar triste”, pues no contaba aún con el alirón, pero aprovechó para destacar el furioso partido de los suyos: “Hoy ha demostrado por enésima vez que serán campeones de liga más que merecidamente.”