presentada por
Menú
Ritmo, rotación, récords

La ola R del Bayern

¿Schweinsteiger? ¿Roben? ¿Neuer? De ninguno de ellos se lograron declaraciones en la zona mixta del Allianz Arena, al fin y al cabo no tenían mucho que decir sobre un partido en el que solamente fueron espectadores y que se encontraba bajo la sombra del juego de vuelta de la semifinal de la Champions League en Barcelona. Lo que contó contra el Friburgo fue el resultado (1-0), y el nuevo récord de puntos en la Bundesliga (84).

“Todo el día estuve pensando sólo en el récord, y conseguirlo me alegra mucho” contó Matthias Sammer alegre cuatro días después –y antes- del partido contra el Barcelona. El entrenador Jupp Heynckes, que celebró además su victoria 50 en la liga luego de haber regresado al banco del club de Múnich, confesó: “la ambición de romper el récord era grande, y eso fue lo que nos propusimos”.

El entrenador ya había roto otra marca antes de que sonara el pitazo inicial del partido. En comparación con el partido contra Barcelona cambió la alineación en 10 posiciones, algo que nunca antes había sucedido en el Bayern. “Tengo el lujo de poder hacerlo este año. En la fase en la que nos encontramos se necesita un periodo más largo de regeneración” explicó Heynckes la medida.

Un día de duro trabajo

El equipo que saltó a la cancha no decepcionó al entrenador, quien evaluó su desempeño diciendo “lo hizo muy bien, aunque naturalmente no de forma tan brillante” como una semana antes contra el Hannover. Las modificaciones respondieron no sólo al partido contra Barcelona, sino también a lo que planteó el rival (el entrenador del Friburgo, Christian Streich, dijo “jugamos tan defensivos como nunca”) en lo que fue, según palabras de Sammer, “un día de duro trabajo”.


Eine andere Bestmarke hatte der Trainer bereits vor dem Anpfiff aufgestellt. Im Vergleich zum Spiel gegen Barcelona veränderte er seine Mannschaft auf zehn (!) Positionen - eine solch große Rotation von einem Pflichtspiel zum anderen hatte es noch nie gegeben beim FC Bayern. „Ich habe den Luxus, dass ich das in diesem Jahr durchführen kann“, erklärte der FCB-Chefcoach die Maßnahme mit Blick auf seinen breiten Kader und mit dem Hinweis: „In der Saisonphase, in der wir uns befinden, dauert die Regeneration länger.“

Emre Can, en el minuto 35, aseguró con su primer gol como profesional de la Bundesliga el merecido triunfo. ¿O fue Xherdan Shaqiri, cuyo cobro de tiro libre también hubiera aterrizado en la red sin necesidad de que el juvenil jugador le hubiese rozado? “Me da lo mismo, yo me alegro de que fue gol” contó Shaqiri, y Heynckes propuso una decisión salomónica “¡Shaqiri y Can!”.

Con ritmo triunfador

La victoria pudo haber sido más elevada pero en esta ocasión, luego de diversas goleadas del Bayern, bastó el 1-0 para continuar por el sendero de los récords: 14 triunfos en 14 partidos de la segunda vuelta del torneo, algo importante para “nuestro ritmo y nuestro estado de ánimo” sostuvo Sammer. “Uno tiene así solo cosas positivas en la cabeza” reveló Daniel van Buyten, quien contra Friburgo fue capitán del Bayern.

En Barcelona los capitanes Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger, así como Thomas Müller, regresarán a la cancha. Sammer considera que de ellos dependerá todo en el Camp Nou: “los líderes deben estar muy presentes, presionar el balón como lo hicimos en el partido en Múnich y demostrar nuestra creatividad y peligrosidad”. El miércoles entonces si hablarán Schweinsteiger, Robben y Neuer.