presentada por
Menú
Todos a punto

Afronta la final con 'buenas sensaciones'

Londres recibió a los dos finalistas con lluvia y con un cielo gris. Sin embargo el interior del estadio de Wembley, sede de la gran final de la Champions League 2013, se iluminó con los flashes de las cámaras cuando Philipp Lahm y Thomas Müller empezaron su rueda de prensa ante 250 periodistas de todo el mundo.

Unos periodistas que tuvieron que esperar más de los previsto a las estrellas del FC Bayern, pues el autobus del equipo bávaro se vio metido de lleno en un títpico atasco de la hora punta londinense. En torno a las 17h (hora local) empezó una rueda de prensa en la que las ganas por empezar a jugar de Lahm y Müller podían casi palparse.

“Hemos dado un paso adelante esta temporada, somos más maduros y los jugadores tienen la edad adecuada”, aclaró así Lahm el rol de favorito del Bayern. Aunque lógicamente en una final así no existe “ninguna garantía”, pero tal como añadió el capitán del Bayern: “¡Queremos llevarnos la copa a Múnich!”

Müller por su parte reconoció que la dramática derrota encajada el año pasado en la final disputada en casa ha supuesto una motivación para el equipo. Ahora “afrontaremos el partido con mayor atención. Eso agudiza los sentidos.” El canterano del Bayern además explicó que el equipo ha demostrado esta temporada “que en los partidos ajustados siempre está ahí y es eficaz.”. Todo ello ha aumentado la confianza de Müller: “No puedo decir que tenga la sensación de que tengamos debilidades. Tengo buenas sensaciones.”

Entrenamiento con 20 jugadores