presentada por
Menú
Discurso, torta y sorpresas

Heynckes cumple 68

“¡Jupp! ¡Jupp! ¡Jupp!” El centro de rendimiento del Bayern retumbaba bajo estas consignas durante la celebración del cumpleaños 68 del entrenador Jupp Heynckes. Por supuesto que la partición de la torta fue acompañado con un ¡Feliz Cumpleaños! entonado entre otros por Matthias Sammer, Karl-Heinz Rummenigge, los jugadores y todo el cuerpo técnico. El entrenador apagó las velas con apenas dos soplos y luego vino una sorpresa junto a un discurso lleno de elogios que el agradeció con emotivas palabras que fueron aplaudidas por todos.

“Él dijo que aún nos queda mucho camino por delante” resumió David Alaba ante la prensa la celebración del cumpleaños de Heynckes, quien define las finales que están por jugarse, la de la Copa Alemana y la Champions League, como “dos tareas gigantes cuyo camino aún no termina”.

El día de su cumpleaños el entrenador tampoco perdió de vista esas metas y luego del entrenamiento del día preparando el partido contra el Augsburgo, exigió de su equipo un triunfo. “Tenemos dos grandes finales frente a nosotros, por eso debemos conservar el ritmo de juego y nuestra forma, lo que significa que el sábado debe mantenernos tal y como vamos hasta ahora”.

Un freno mental

El tiempo de celebrar el campeonato alemán de manera formal, con recibimiento del trofeo, desfile por la ciudad y saludo desde el balcón de la alcaldía, “con una cerveza y una copa de vino” ha llegado, pero aún hay “un freno mental” pues “ya el mismo domingo me concentraré en preparar el partido de la próxima semana contra Moenchengladbach, así como la final de la Champions League” aseguró Heynckes.

La responsabilidad y la concentración con la que el entrenador lleva las riendas del equipo son los temas centrales de un artículo escrito por el directivo del club Karl-Heinz Rummenigge en la Revista del Bayern. Allí el funcionario elogia el carácter de Heynckes, de quien asegura es diferente “a las normas del fútbol actual: él es agradable, cordial, educado, humilde. Una persona maravillosa un entrenador fantástico. Él ha encontrado el tono inidicado para tratar a nuestras dos docenas de estrellas, y eso ya es un merito enorme. Yo sé que hay otros que se remiten a sus títulos, pero para nosotros en Múnich Jupp Heynckes es y seguira siendo el unico y verdadero Special One”.

Eso también quedó comprobado tras las numerosas llamadas, e-mails y mensajes de textos que recibió el entrenador del Bayern con motivo de su cumpleaños. “Es una pena no poder hablar con todos mis amigos y conocidos, pero eso el el precio de mi trabajo”. Sea como se, con finales o sin ellas, Heynckes podrá tomárse las cosas en la noche de su cumpleaños con mucha más calma: “creo que encontraré tiempo para tomarme con mi esposa una copa de vino”, anunció. Mario Mandzukic reveló que el entrenador aún puede contar con un par de regalos del equipo: “la Copa Alemana y la Champions League creo que serían perfectos”.