presentada por
Menú
Emotiva rueda de prensa

Heynckes se despide de la Bundesliga entre lágrimas

Durante el partido Jupp Heynckes mantuvo las formas pese a la cerrada ovación que los 50.000 espectadores de su ciudad, Gladbach, le regalaron. Pero en la rueda de prensa posterior al espectacular 3-4 cosechado por los suyos, el técnico de 68 años no aguantó más y tuvo que mantener la respiración para intentar contener las lágrimas de la emoción. Pero no pudo y los periodistas reaccionaron aplaudiendo. Tras 30 segundos en silencio, Heynckes pudo hablar de nuevo. fcbayern.de les resume la emotiva rueda de prensa.

Heynckes comienza a hablar sobre el partido…

“Los primeros 10, 15 minutos no salieron como habíamos imaginado. Nos dejamos sorprender. Le dije al segundo entrenador, Peter Hermann, en plan broma que tenía la sensación de que el equipo aún estaba en la fiesta del título liguero. No estábamos bien organizados y teníamos muchos fallos en la creación. Tuve que corregir un par de cosas en el descanso. En la segunda mitad jugamos tal como estamos acostumbrados esta temporada. Ha sido un partido interesante y espectacular. He notado que mis jugadores querían jugar por mí. Se han alegrado mucho por haberme hecho este regalo.”

Heynckes es preguntado sobre su despedida…

“Es un momento muy emotivo para mí. Aquí empecé mi carrera como jugador y como entrenador. Seguramente hubiera sido aún más emotivo de haberse tratado del Bökelberg. Porque viví muchos triunfos y momentos destacados en él, también derrotas amargas y curiosidades. Me gustaría agradecerle de todo corazón a los aficionados la genial despedida, porque...

Heynckes aguanta la respiración, aparecen las primeras lágrimas en su rostros. Entonces sigue hablando…

“…eso me demuestra que esta es mi casa.”

Los periodistas presentes en la sala aplauden durante medio minuto. Heynckes respira hondo y vuelve a hablar de la próxima final de la Champions League …

“Viendo el resultado del Dortmund, uno se da cuenta que no podía centrarse ya en la final. Todo gira en torno a la final. Pero ha sido importante ganar hoy aquí, mantener el ritmo y la confianza. El Gladbach nos ha exigido mucho, tienen un buen sistema de juego, una buena circulación de balón y también presionan mucho. Han sido el rival adecuado para preparar el partido de Wembley.”

Concluye la rueda de prensa.

Tras el partido, Heynckes y su equipo no pusieron rumbo al aeropuerto, como suele ser habitual, sino hacia la casa del técnico en Schwalmtal, donde esta noche Heynckes invitará a cenar a sus hombres. Sin duda alguna el mejor final posible de un día muy especial para un grandísimo entrenador.