presentada por
Menú
La copa ya está en casa

Los héroes de la final regresan a Múnich

Con cara de cansancio embarcaron esta tarde en el aeropuerto de Gatwick los protagonistas de la final de la Champions League. Daniel van Buyten fue el encargado de portar la copa de Europa durante el embarque, mientras que Jupp Heynckes y Franck Ribéry subieron juntos al avión. Ambiente feliz y relajado tras una larga noche de celebraciones.

La expedición muniquesa despegó a las 15:10h (hora local) y llegó a la capital muniquesa a las 17:30h. Ni el cielo gris, ni la lluvia apagaron la felicidad existente entre los tripulantes por haber traido por fin la copa a casa.
Los primeros en salir del avión y elevar el trofeo al cielo muniqués sobre las 17:44h fueron Jupp Heynckes, Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger. Sobre la pista esperaban al Bayern más de 30 equipos de televisión y 80 trabajadores del aeropuerto bávaro.

Los aficionados del reciente campeón de la Champions League no pudieron ver a sus hereos porque el equipo se subió directamente al autobus del club y puso rumbo a casa con la copa. La fiesta deberá esperar, pues si todo sale bien, el próximo domingo el club muniqués – de imponerse en la final copera ante el Stuttgart, podría celebrar un triplete histórico con los suyos. Ahora, los nuevos reyes de Europa descansarán hasta el martes, día en el que volverán a los entrenamientos.