presentada por
Menú
Del trauma al sueño

Müller: 'Las ganas son extremadamente grandes'

Los aficionados no quieren recordar la Finale dahoam (final en casa). Aquella “brutal” derrota (Karl-Heinz Rummenigge) encajada ante el FC Chelsea desde los once metros hace un año (19 de mayo) en el Allianz Arena fue un durísimo revés para el club muniqués. Sin embargo, para los jugadores ese recuerdo es uno de las claves del éxito actual. Algo que confesó Rummenigge ayer tras haber certificado el pase a la final de la actual Champions League: “Este año tenemos esa constancia, esa calidad porque perdimos la pasada final.”

El título de liga de récord en la Bundesliga, el pase a la final copera y ahora el billete a la gran final de la Champions-League: el Bayern ha convertido un trauma en una temporada de ensueño. “El año pasado estuvimos muy cerca y nos apartaron con fuerza. Hemos mostrado la reacción correcta. Desde el principio hasta el final. Todos los jugadores están motivadísimos”, aseguró Thomas Müller tras la segunda actuación de gala del Bayern ante el FC Barcelona en sólo siete días. “Hemos mandado un mensaje con esta semifinal. Ahora no queremos dejarnos frenar. Las ganas de hacernos con el título son extremadamente grandes.”

Especialmente en el caso de Müller. El canterano de 23 años adelantó a los suyos en la final del año pasado, pero al final tuvo que ver por segunda vez en 3 años como la Champions League se escapaba. “No sé que sentiría si jugamos tres veces la final de la Champions League en cuatro años y no la ganamos”, afirmó el atacante en referencia a la final del 25 de mayo en Wembley ante el Dortmund.

Mensaje de Müller y el peinado a lo Zidane

Müller recordó ayer, que tras la final perdida ante el Chelsea intentó animar a sus compañeros con un mensaje telefónico: “Todos estábamos hundidos. Entonces pensé en enviar un mensaje al grupo. Quería simplemente reflejar que quiero ganar este título como sea.”

Ese varapalo fue la primera base del éxito actual del Bayern. Müller, máximo goleador del Bayern esta temporada en Champions con 8 goles, seguirá dando el máximo para levantar el título, tal como señaló este miércoles. El internacional alemán además recordó que Zinedine Zidane había perdido dos finales de Champions League antes de proclamarse campeón del mundo, Europa, de la Champions y la Intercontinental, y afirmó al respecto: “Si es necesario me hago el peinado de Zidane cuando gane esta copa.”