presentada por
Menú
'Ya va siendo hora'

Müller se prepara a conciencia

Thomas Müller parecía no cansarse esta mañana. El canterano del Bayern lanzó entre 50 y 60 penaltis tras finalizar el entrenamiento de hoy martes. Primero contra Lukas Raeder, luego contra Manuel Neuer. “Eso nunca viene mal”, afirmó Müller a FCB News. No, Müller no dejará nada a la casualidad de aquí a la final de la Champions del sábado. En su tercera final, el jugador del Bayern no quiere dejar escapar el título de ninguna manera.

En las dos finales anteriores Müller jugó un papel principal. En 2010, ante el Inter de Milán (0-2), tuvo el empate en sus botas, pero Júlio César logró despejar. En 2012, ante el Chelsea, anotó el 1-0 a pocos minutos del final, pero el título puso definitivamente rumbo a Inglaterra. “En mi caso, ya va siendo hora de que gane este título. Cuando uno lo pierde tres veces, empieza a tener la etiqueta de perdedor.”
Pero Müller también ha desempeñado un rol muy importante en la clasificación para la tercera final en cuatro años. Y es que tras la amarga derrota encajada en el Allianz Arena ante el Chelsea, el jugador bávaro envió un mensaje de motivación a todos sus compañeros vía teléfono móvil. Sobre el campo, Müller se ha convertido esta temporada en el mejor hombre de cara a la puerta contraria gracias a sus 8 goles – tantos como en sus 4 participaciones previas en la Champions- y sus 2 asistencias.

Tras los pasos de Messi

“No puedo quejarme de este año y espero que continúe así”, comentó el máximo goleador del Bayern esta temporada (22 goles en las tres competiciones). De marcar el sábado, Müller entraría a formar parte del selecto grupo de jugadores que han marcado en dos finales de la Champions League (hasta ahora sólo lo han logrado Raúl, Eto’o y Messi). Aunque el jugador de 23 años no se fija en las estadísticas.