presentada por
Menú
Reyes de Europa

¡Por fin la 'Coronación'¡Por fin la Champions!

No se cansaban de acariciarla, abrazarla y besarla. Y es que los jugadores del Bayern no querían soltar la copa de campeones de Europa ni en el estadio de Wembley ni en la cena posterior. “Llevamos mucho tiempo esperando a esta copa. Ahora estamos felices. Esta temporada es genial”, afirmó un sonriente Franck Ribéry después del triunfo cosechado en la final de la Champions League. “Sencillamente supone una alegría enorme tener por fin esta copa con nosotros”, aseguró Thomas Müller.

El FC Bayern celebró el título con unos 2000 invitados - entre ellos el Ministro presidente de baviera Horst Seehofer, el ex ministro Dr. Edmund Stoiber, el presidente de la Federación de fútbol alemana (DFB) Wolfgang Niersbach y el presidente honorario del FC Bayern Franz Beckenbauer – en el Grosvenor House de Londres. “¡Beban mucho! Porque hoy celebraremos hasta el amanecer e iremos a casa sin dormir”, animó un exultante Karl-Heinz Rummenigge a los comensales.

Y los jugadores no dudaron en seguir la recomendación del directivo. “Los brasileños saben como celebrar una fiesta”, informó Arjen Robben. Tras la cena, sobre las 2 de la mañana (hora local) los jugadores saltaron a la pista de baile. Robben y Bastian Schweinsteiger bailaron incluso sobre sus sillas. Poco después de las 3 los jugadores se dirigieron con la copa de Europa en las manos a una fiesta privada en el hotel del equipo.

“¡Ahora toca celebrarlo! Los jugadores pueden dejarse llevar hoy y deben celebrarlo”, comentó un Jupp Heynckes que disfrutó de la noche con su característica tranquilidad junto a Uli Hoeneß y Karl-Heinz Rummenigge. “Me alegro especialmente por mis jugadores que hayamos logrado la coronación”, indicó el técnico del Bayern, quien no se cansó de alabar a su equipo: “Nunca había vivido un espíritu de equipo como el que tenemos. Ese es el gran secreto de nuestro fútbol”.