presentada por
Menú
Fiesta en el Postpalast

'Un mágico' Bayern lo celebra por todo lo alto

El Postpalast se puso de nuevo sus galas. De nuevo. Como en la gran celebración de Uli Hoeness por su 60 cumpleaños. Como en el banquete por la final perdida el 19 de mayo de 2012. El ambiente fue sin embargo decepcionante. Casi un año después volvió el Bayern a esta impresionante sala en el centro de Múnich y festejaron hasta altas horas de la madrugada.

“Admito que estoy un poco enamorado de este equipo. El FC Bayern 2012/13 fue un cuento de hadas de verano, de otoño, de invierno y de primavera, todos en uno”, dijo un “orgulloso” Karl-Heinz Rummenigge, cuando él habló a la medianoche para los más de 500 invitados que asistieron a la celebración interna de la consecución del título.

Sobre las 22:30 horas llegó la caravana del Bayern al Postpalast para continuar con la fiesta que había empezado por la tarde en el Allianz Arena al recoger la ensaladera. “Los chicos deben disfrutar esta noche”, ordenó Jupp Heynckes. ¡Y eso hicieron! Kai Pflaume presentó sobre un escenario de grandes dimensiones adecuado a las dimensiones de este campeón, la estrella del pop Marlon Roudette calentó el ambiente, animando a Philipp Lahm y compañía. Bastian Schweinsteiger hizo de batería, Rafinha a los tambores también y Mario Gomez y Manuel Neuer hicieron de cantantes.

Se descargaron o desahogaron, se notaba. Después de dos años sin títulos, el equipo se quitó un gran peso de encima. Sin embargo aún había algo de freno, ya que en dos o tres semanas será realmente en serio cuando deban enfrentarse al Borussia Dortmund en la final de Champions League y en la fina de la Copa alemana contra el Stuttgart. “Tenemos una gran oportunidad de hacer historia con los dos partidos de Londres y Berlín. Creo que el equipo está este año en el punto correcto”, mirando Rummenigge hacia un posible triplete.

Alrededor de 30 minutos estuvo el presidente del Bayern sobre el podio. Su discurso fue interrumpido varias veces con aplausos. De entre todos, del que mejor habló fue del entrenador Jupp Heynckes. “Da igual lo que pase en este club, en esta familia que es el FC Bayern, tú siempre tendrás un puesto fijo”, dijo Rummenigge, “da igual el deseo que tengas. Las puertas estarán siempre abiertas. “Heynckes estaba visiblemente conmovido, el equipo gritaba y los halagos se sucedían.

Nunca ha habido un equipo del Bayern como este, así de “sólido desde la base, serio y con un disciplinado carácter”, dijo Rummenigge: “Realmente el equipo ha regalado grandes momentos durante toda la temporada.” Y siguió: Cuando los libros de historia del fútbol vuelvan a reescribirse, tendrán el entrenador y estos muchachos un gran capítulo en este libro.”


Esperanza de poder celebrar en la siguiente fiesta