presentada por
Menú
La mejor despedida posible

El triunfador Heynckes 'se va como un gran amigo'

Los 60-70 metros que recorrió Jupp Heynckes desde el centro del campo hacia la grada de los aficionados del Bayern fueron muy emotivos. El técnico se aproximó con una tranquilidad especial a sus jugadores, que no paraban de bailar y festejar el título copero. “¡Jupp! ¡Jupp! ¡Jupp!”, entonaba la grada con cada paso que daba el técnico, mientras que los jugadores se arrodillaron para luego mantear al técnico. Y el entrenador de 68 años respondió celebrando el título como casi nunca antes lo habíamos visto en su extensa y exitosa carrera. Sin duda alguna Heynckes disfrutó especialmente el título de copa conquistado ayer.

“Te envuelte este ambiente. He de decir que ha sido gigantesco, un momento especial”, afirmó el técnico del Bayern una vez finalizado su último partido en el banquillo del club muniqués, que además supuso su primer título copero como técnico y un triplete histórico. Los aficionados festejaron con mucho cariño los minutos que Heynckes le presentó la copa. Minutos antes los jugadores se habían encargado de bañar a su entrenador con cerveza por segunda vez en esta temporada.

“Me alegra que no me vuelva a pasar otra vez, porque apesta bastante”, resaltó Heynckes con mucho humor en el programa especial por la final copera de la televisión alemana. Tras pasar por la ducha Heynckes se unió a sus jugadores para seguir bailando con sus hombres en la cena posterior. En su tradicional discurso pospartido Karl-Heinz Rummenigge recordó el suceso acaecido sobre el céspedo e indicó: “Hoy ha cometido el único error de toda la temporada porque se ha traido solo un traje.”

“Sencillamente perfecto”

El mismo que vistió durante la intensa final y en la celebración posterior. El 3-2 ante el VfB Stuttgart supuso la mejor despedida posible para el técnico del Bayern. “El equipo me ha hecho un gran regalo. El triplete es algo único”, reconoció un Heynckes que fue despedido por los aficionados con pancartas en las que podía leerse: “Gracias Don Jupp!”.