presentada por
Menú
Triplete

'¡Seguirán hablando de esto los próximos 100 años!'

Los aficionados del Bayern no querían abanadonar el Olympiastadion de Berlín. No se cansaban de cantar, festejar y celebrar el título copero. Bastian Schweinsteiger no lo dudó y agarró un megáfono y el equipo empezó a cantar mientras Jupp Heynckes era manteado. La ocasión lo merecía, pues el Bayern había logrado algo histórico, algo que quizás no vuelva a ocurrir en la historia del fútbol alemán: el triplete.

“Franz Beckenbauer y Günter Netzer están aquí. Ambos han alcanzado todo. Pero el triplete no lo ha ganado nadie“, afirmó un orgulloso Karl-Heinz Rummenigge durante el discurso que dio durante la cena celebrada en la sede central de Deutschen Telekom tras el 3-2 ante el VfB Stuttgart en la final de copa. “¡Quiero daros las gracias! Aún no podemos imaginarnos todo lo que habéis logrado.“

A las 22:11h el capitán Philipp Lahm elevó hacia el cielo berlinés el título de copa, el tercer título en unas pocas semanas. “La temporada que hemos jugado es increíble“, resaltó un Bastian Schweinsteiger que apareció en la zona mixta con la copa bajo el brazo afirmando: “Aún no puedo asimilarlo.“ Daniel van Buyten fue un poco más allá: ¡“Sobre este triplete se seguirá hablando los próximos 100 años”

El Bayern sufrió para certificar el título copero ante un Stuttgart muy serio. Thomas Müller (37´/de penalti) adelantó al Bayern en la primera mitad y Mario Gomez pareció sentenciar el duelo con un doblete en el arranque de la segunda mitad (48´/60´). Sin embargo Martin Harnik (71´, 80´) llevó la emoción al choque con dos tantos en apenas 9 minutos. “Nos metimos nosotros mismos en problemas“, reconoció Schweinsteiger a posteriori.