presentada por
Menú
Se recupera de su lesión

Badstuber disfruta de la pretemporada en el Trentino

Ahí estaba. A tres metros entrenaban sus compañeros, a su izquierda los periodistas seguían con atención el devenir de la sesión de trabajo. ¿Qué comenta Pep Guardiola? ¿En qué estado ha vuelto Arjen Robben? Toda la atención se centraba en el terreno de juego mientras Holger Badstuber observaba apoyado en la valla. El canterano estaba cerca del equipo, pero de alguna manera aún bastante lejos, pues sabe que todavía tiene un duro y largo camino que recorrer tras haberse hace dos meses los ligamentos cruzados de la rodilla de nuevo.

“No me he puesto una fecha”, afirmó el jugador de 24 años, quien pese a la difícil situación en la que se encuentra inmerso, da la sensación de estar muy animado en la concentración del Trentino. “Todo volverá a estar bien. En la rodilla no tengo nada dañado aparte del ligamento cruzado.” Algo que le ha asegurado el equipo médico del club. El canterano además ha resaltado que “nunca tuve en el pensamiento” la posibilidad de la retirada. Y añadió: “No tengo la más mínima preocupación. Cuento con los mejores médicos.”

El joven jugador sabe que ahora toca tirar de paciencia. Badstuber se lesionó la rodilla en el choque ante el Dortmund del pasado mes de diciembre de 2012. Y cuando estaba cerca de regresar a los terrenos de juego, en mayo de 2013, el defensa volvió a romperse. La conmoción fue, lógicamente, enorme. Pese al durísimo revés, Badstuber ha intentado levantarse lo más rápido posible. “Quejándote no logras nada. Aunque naturalmente uno piensa mucho al respecto, pero hay que pasar página. Tengo que ser positivo, he de superarlo”, subrayó el central, quien ha recibido mucho apoyo de sus compañeros y de todo el club en los últimos meses.

”Me ayuda todo mi entorno”

Bastian Schweinsteiger y cía. por ejemplo le enviaron a Colorado (EE.UU.), donde Badstuber fue operado, una camiseta firmada por todo el equipo justo antes de la final de la Champions League. Tras los triunfos cosechados en Londres y Berlín la plantilla levantó una camiseta con el dorsal número 28 ante las cámaras. “Fue muy emotivo para mí”, reconoció Badstuber.

El canterano también ha reconocido que sabe “valorarlo. Me han impresionado muchos jugadores, porque me han llamado, se han preocupado por mí. Me quito el sombrero, ha estado genial. Todo el entorno del club me está ayudando.”

Apoyo de Pep