presentada por
Menú
10 sesiones, 2 amistosos

La concentración del Trentino ha supuesto 'un paso adelante'

Sin espectadores. Sin periodistas. Sin ruido. La última sesión de entrenamiento de la concentración veraniega de 8 días en el Trentino fue a puerta cerrada. Pep Guardiola aprovechó la tranquilidad para trabajar con los suyos la transición del equipo y limar la presión. El entrenador participó en el ejercicio para transmitirle de primera mano las ideas a los jugadores. Philipp Lahm, Jan Kirchhoff y Pierre-Emile Hojbjerg, que se había retirado del entrenamiento, regresaron para completar ese ejercicio. A las 19:45 el técnico español dio por concluido la sesión y con ello el stage veraniego 2013. El viernes a mediodía el Bayern volará desde Verona rumbo a Alemania.

A mediodía Guardiola había resumido sus sensaciones tras los 8 días de trabajo en la orilla del lago de Garda. “Estoy satisfecho”, comentó el entrenador de 42 años en referencia a las 10 sesiones de trabajo y los dos amistosos disputados, “creo que somos un poco mejores que hace una semana. Hemos dado un paso adelante. Tengo un gran equipo, estoy feliz”, concluyó Pep.

La pregunta más usual entre los muchos aficionados y periodistas presentes en el Trentino ha sido el sistema con el que el FC Bayern jugará la próxima temporada. Pep no eludió responder a esa pregunta: “Mi sistema es muy sencillo: correr, correr, correr con el balón, que ataquen once jugadores y defiendan once.” Guardiola además indicó que para llevarlo a la práctica ún necesitará algo de tiempo.

Al igual que sus antecesores en el banquillo del Bayern las últimas tres temporadas, Guardiola destacó las buenísimas condiciones de los campos de entrenamiento en Arco y el hotel de concentración del equipo en Riva del Garda. “El campo y el hotel han estado genial, es un grandísimo lugar para venir”, afirmó un Guardiola que una vez más se ha vuelto a sentir en Italia “como en casa.”