presentada por
Menú
Schweinsteiger a bordo

Arranca la misión Supercopa

El FC Bayern ha puesto rumbo a la final de la Supercopa en Praga. El vuelo chárter de Lufthansa LH 2570 despegó del aeropuerto muniqués hacia la capital checa a las 11:05h. El viernes por la noche, en el Eden Arena se verán las caras el campeón de la Champions-League y el de la Europa-League, es decir, el FC Bayern y el Chelsea.

“Tenemos ganas de jugar el partido y lo daremos todo para ganarlo”, comentó Manuel Neuer antes de embarcar. Además del guardameta, en el avión se han subido 18 jugadores de la primera plantilla, incluidos Bastian Schweinsteiger y Javi Martínez. El que no viajó con el grupo fue Franck Ribéry, que hoy se ha desplazado a Mónaco, donde asistirá a la gala del “Jugador del año en Europa”.

“Cruzo los dedos por él. En estos momentos es el jugador más en forma de Europa”, comentó el presidente del Bayern Uli Hoeneß, quien espera que Ribéry recoja el relevo de Karl-Heinz Rummenigge, que fue galardonado en 1980 y 1981. Hoeneß además se mostró precavido ante el duelo del viernes contra el FC Chelsea.

“Ganamos la Champions League el año pasado con claridad, fuimos el mejor equipo de Europa”, resaltó Hoeneß, quien pese a la final de la Champions perdida en 2012 ante los Blues no ve “ningunas ganas de revancha”. Arjen Robben, autor del gol decisivo en la final disputada en mayo ante el Borussia de Dortmund, se mostró contento por reencontrarse con su ex club: “Estamos preparados y no tenemos que escondernos.”

Una vez llegada a Praga, la expedición muniquesa pondrá rumbo al hotel de concentración. A las 16:30h el técnico Pep Guardiola, el capitán Philipp Lahm y Thomas Müller comparecerán ante los medios. Posteriormente el equipo entrenará en el Eden Arena, justo a 27 horas de que arranque la Supercopa de la UEFA.