presentada por
Menú
"Una gran lucha"

EL BAYERN CELEBRA EL TÍTULO DE LA SUPERCOPA

En las celebraciones pospartido, en la alegría de Dante a la hora de subir al autobús, o la forma en que Philipp Lahm elevó la copa al cielo de Praga... todos esos momentos refrescaron lo vivido en la final de la Champions League conquistada el 25 de mayo con el gol de Arjen Robben en el último instante. También ayer la felicidad no tuvo límites cuando Manuel Neuer detuvo el 5° penalti del Chelsea en el Eden Aréna. Algo lógico pues el FC Bayern conquistó su primera Supercopa de Europa.

“La cuarta copa está ahora en Múnich, enhorabuena. La fiesta continúa”, declaró Karl-Heinz Rummenigge en la cena celebrada tras la final en el hotel de concentración del equipo y continuó “con diferencia fue la mejor final de la Supercopa que he visto. Un gran partido. Hemos vivido algo fantástico”. Así también lo vio la canciller alemana Angela Merkel, quien envió un mensaje a Wolfgang Niersbach, presidente de la DFB (Federación alemana de fútbol), tras terminar el encuentro. Rummenigge informó a los comensales del contenido de ese mensaje: “Un gran deporte, una gran lucha. Enhorabuena al Bayern de Múnich.”

Naturalmente la Supercopa no es la Champions League y lógicamente una derrota ante el Chelsea no hubiera sido tan dura como una ante el Borussia de Dortmund hace tres meses. Pero la forma en la que Guardiola conquistó su primer título al frente del Bayern convirtió la noche del viernes en algo especial.

Guardiola emocionado

Fernando Torres (8´) adelantó al conjunto inglés en el arranque del partido, pero el Mejor jugador del año en Europa, Franck Ribéry igualó contienda (47´) tras el descanso. En una prórroga muy intensa Eden Hazard (93´) acercó el título al Chelsea y cuando todo apuntaba a que la Supercopa viajaría a Londres, Javi Martínez “exactamente 4 segundos antes del final” (Rummenigge) llevó el choque a la tanda de penaltis. Y en ella Manuel Neuer se convirtió en el héroe del Bayern al detener el lanzamiento de Romelu Lukaku después de una tanda de penaltis perfecta del cuadro muniqués.

“El equipo estuvo increíble. Dispusimos de 30 ocasiones, atacamos muy bien. Hoy entendí por qué ganaron todo la pasada temporada”, indicó un Guardiola que en ningún momento olvido el motivo de su presencia en la final de la Supercopa (3ª en su palmarés): “Le agradezco mucho que nos diera la posibilidad de disputar este título. Este título es para él y para los aficionados.” Guardiola definió el comportamiento de los aficionados como “increíble. Bailaron, cantaron, cantaron y cantaron.”

Pero también Guardiola jugó un rol muy importante en la noche mágica de ayer, tal como resaltó Matthias  Sammer: “Ha sido impresionante la preparación del partido, la charla en el descanso, el momento previo a la tanda de penaltis”. Y es que tras las charlas del técnico español, el cuadro muniqués reaccionó de inmediato.“Es muy positiva la intensidad con la que el entrenador trabaja con el equipo. Todo lo que el equipo atesora está planeado”, indicó un Sammer que cree que este título es muy importante “en el proceso en el que nos encontramos.”

Javi Martínez impresiona

Y todo ello lo hizo posible el español Javi Martínez, no sólo por su gol del empate. El centrocampista entró en la segunda mitad y ordenó el juego del Bayern desde el mediocentro defensivo. “Aún no está en su mejor estado, pero le necesitamos. Tiene una gran voluntad”, subrayó Guardiola.

El propio Javi Martínez habló de un gol “inolvidable” y una noche “increíble”. Y eso que el navarro acaba de superar unas molestias en los aductores. “Aún necesito algo de tiempo.” El español, al igual que sus compañeros, apretó los dientes hasta el último instante, como el 25 de mayo de 2012. Thomas Müller: “Nos lo merecimos porque jugamos con el corazón. Estamos muy, muy contentos.”