presentada por
Menú
Victoria trabajada

El Bayern gana en Fráncfort con 'suspense'

Cuatro meses y medio más tarde y con Pep Guardiola en el banquillo. Sin embargo el resultado fue el mismo. El Bayern volvió a ganar en Fráncort ayer sábado como ya hiciera a principios de abril. En aquella ocasión, el gol de Bastian Schweinsteiger supuso el alirón más tempranero de la historia de la Bundesliga.

Las celebraciones del triplete eran ya historia sin embargo cuando el Bayern de Guardiola afrontó su primer partido como visitante en este curso de la Bundesliga. Y el partido de ayer fue todo menos una fiesta: “Al final hubo bastante suspense, lo importante es que mantuvimos nuestra portería a cero”, destacó el central Dante tras los disputados 90 minutos.

Guardiola por su parte resaltó que a diferencia del duelo inaugural ante el Gladbach (3-1), en el que los suyos “permitieron muchas contras”, en Fráncfort el Bayern “controló mejor” el partido. Algo que hizo estar “contento al 100%” al técnico español. También Toni Kroos resaltó el buen trabajo defensivo del equipo muniqués, aunque también hizo autocrítica: “Tenemos que reprocharnos por no haber decidido el partido antes. Entonces habríamos tenido más tranquilidad en defensa.”

Kroos señaló también la buena primera mitad del Bayern, en la que el cuadro visitante apenas dejó respirar al Eintractht. Mario Mandzukic (13´) certificó el dominio del Bayern con el a la postre único tanto de choque. Kroos (9´), con un cabezazo que se marchó al palo, y Dante, que envió su remate contra Kevin Trapp (33´) pudieron lograr el segundo. “Me enfada mucho, fue una pena”, explicó el defensa brasileño tras el pitido final

Certeza en el pase

El dominio del Bayern durante la primera mitad quedó patente en las estadísticas. 8 de los 11 jugadores del FC Bayern presentaron más de un 90% de acierto en el pase: increíble. Y 8 de los 10 jugadores de campo dispararon al menos una vez contra la portería contraria, reflejando la gran versatibilidad del Bayern en ataque. Sólo la efectividad de cara a puerta falló, tal como recordó Manuel Neuer.