presentada por
Menú
GUARDIOLA OPTIMISTA

EL BAYERN QUIERE 'GANAR POR FIN ESTA COPA'

El FC Bayern y la Supercopa de la UEFA, una combinación que no ha salido bien en el pasado. El equipo muniqués disputó en 1975, 1976 y 2001 la final de la Supercopa como campeón de Europa y no ganó el título en ninguna de ellas. Algo que espera poder cambiar este viernes (desde las 20:45h en el Liveticker) cuando el FC Bayern se mida en el coqueto Eden Aréna de Praga al actual campeón de la Europa League, el FC Chelsea. “Espero que lo consigamos, porque es una copa que aún nos falta“, aclaró el directivo muniqués Karl-Heinz Rummenigge. El capitán Philipp Lahm indicó en las horas previa a la final: “Nuestro deber es llevarnos esta copa a Múnich por fin.”

 La expedición muniquesa partió de la capital bávara este jueves a mediodía y por la tarde, ya en Praga, tras la rueda de prensa de Guardiola, Lahm y Müller, el equipo entrenó en el estadio de la capital checa. En la convocatoria han entrado Bastian Schweinsteiger y Javi Martínez. “Bastian está mejor. Espero que pueda jugar”, declaró Pep Guardiola. El técnico español decidirá mañana poco antes del partido si el segundo capitán del Bayern forma parte del once inicial que se mida al Chelsea.

El entrenador del Bayern es todo un experto en este tipo de finales, pues ya ganó la Supercopa en 2009 y 2011 con el FC Barcelona. Mañana Guardiola espera poder conquistar su primer título con su nuevo club. “Su pone mi debut internacional como técnico del Bayern. Estoy contento por estar aquí”, resaltó el técnico.

Sin ánimos de revancha

Bayern – Chelsea: un duelo de renombre, que sin embargo trae malos recuerdos al cuadro muniqués. Rummenigge cree que la final de la Champions perdida el 19 de mayo de 2012 en Múnich ante el club inglés jugará un “pequeño papel”, aunque tras proclamarse campeones de Europa la pasada temporada, sus hombres afrontarán el choque “algo más relajados”.

Por su parte el presidente Uli Hoeneß no ve “ánimos de revancha, pues ganamos la Champions League con claridad. Fuimos el mejor equipo de Europa.” Y por ello el Bayern aspira a dos nuevos títulos esta temporada: el Mundial de Clubes que se disputará en diciembre en Marruecos y la Supercopa de Europa.

“Estamos orgullosos por poder disputar una final así”, aseguró Schweinsteiger. La 38 edición de la Supercopa, disputada desde en 1998 en Mónaco, se celebrará este año en Praga. La UEFA  ha decidido que las sedes de la Supercopa cambien cada año, algo que seguramente le habrá gustado al Chelsea, pues no guardará buen recuerdo del 4-1 encajado el año pasado en Mónaco.

Mourinho: 'Un equipo perfecto'

Pero en el Chelsea han cambiado algunas cosas desde entonces. El internacional alemán André Schürrle es un Blue más y José Mourinho ha vuelto al banquillo londinense. El técnico portugués no dudó en resaltar las virtudes del Bayern esta tarde: “Es un equipo fantástico, un equipo perfecto. Es bueno para nosotros medirnos al campeón de la Champions League. Veremos dónde nos encontramos.”

The special one  podrá contar con la práctica totalidad de sus hombres en la final de mañana. Tan solo los recientes fichajes Willian y Samuel Eto´o, no podrán vestirse de corto al no contar aún con la licencia federativa. Los que si podrían estar son los tocados Juan Mata y David Luiz, que se han recuperado a tiempo. Mourinho no quiso adelantar si Schürrle será titular o no. Guardiola tampoco mostró sus cartas: “Creo que mostraremos un buen rendimiento.”