presentada por
Menú
3 TROFEOS EN 2 DÍAS

RIBÉRY SENCILLAMENTE IMPARABLE

En esta ocasión el francés no quiso llevarse la copa consigo a la cama, tal como hiciera hace tres meses con el título de la Champions League. Y es que Ribéry se le acumulan los trofeos, pues tras ser nombrado el Jugador del año en Europa, el extremos fue nombrado Hombre del partido en la final de la Supercopa disputada ayer en Praga. 3 trofeos en 2 días, menudo rendimiento. “Estoy tan feliz. Me siento tan bien, genial. Estoy totalmente enamorado del FC Bayern. Aquí estoy en casa, esta es mi familia”, declaró un exultante Ribéry.

Ciertamente esa alegría se pudo ver una vez más sobre el césped, pues el francés se volvió a mostrar imparable durante la final disputada en Praga, en la que marcó un gol (47´) y convirtió su lanzamiento en la tanda de penaltis. “Hoy nos ha vuelto a demostrar porque es el mejor futbolista de Europa. Me siento orgulloso por ser su entrenador”, afirmó Pep Guardiola.

Un aprecio que Ribéry devolvió al técnico sobre el terreno de juego, el francés se dirigió a la banda tras su tanto y le dedicó el gol al técnico español con un abrazo. “No está siendo fácil para Pep con esta presión. Me alegra mucho por él que hayamos ganado, pues es un gran entrenador”, resaltó el francés.

Tanto Guardiola como Ribéry fueron recibidos con mucho cariño en el banquete pospartido. Karl-Heinz Rummenigge, por ejemplo, se acordó de nuevo del título recibido por el francés en Mónaco el jueves. “Eso le viene bien al FC Bayern y a toda la Bundesliga”, señaló el directivo, mientras que su compañero Xherdan Shaqiri no dudó en afirmar bromeando: “¡Hoy invita Franck!”