presentada por
Menú
ANTES DE LA CHAMPIONS

EL BAYERN BUSCA EL “2 Ó 3%” QUE FALTA

El FC Bayern regresó a la liga con una victoria tras dos semanas de pausa por los compromisos internacionales. Ayer sábado se impuso 2-0 (0-0) al Hannover 96 y ha aumentado a 30 partidos imbatido su récord en la Bundesliga, y todo ello 3 días antes de debutar en la fase de grupos de la Champions-League el próximo martes ante el CSKA.

La de ayer fue una victoria especiamente meritoria, pues el Hannover no se lo puso nada fácil a los locales y dio más de un susto a la contra a los 69.000 espectadores que ayer abarrotaron el Allianz Arena. “Estuvimos algo descuidados en algunas situaciones, perdimos un par de balones más de lo esperado y tuvimos suerte en un par de ocasiones no aprovechadas por el Hannover”, analizó Thomas Müller. “Arriba jugamos de manera pasable, pero no con la convicción mostrada en los últimos partidos.”, añadió el internacional alemán.

“El Hannover ha resistido y ha jugado muy bien.Sabíamos que teníamos que subir una marcha en la segunda mitad”, explicó Toni Kroos. Y eso fue lo que hicieron los muniqueses en la segunda mitad espoleados por una afición que llevó a los suyos en volandas durante los 90 minutos. En el segundo acto los hombres de Guardiola dieron un paso adelante y tradujeron el 68% de posesión en 2 goles.

Mario Mandzukic (51´) adelantó al Bayern tras aprovechar una gran combinación entre Arjen Robben y Kroos. Poco después Franck Ribéry (64´) lograría el 2-0 definitivo. “ El primer gol del Bayern fue una maravilla hasta para el entrenador visitante”, reconoció el técnico del Hannover, Mirko Slomka. Su defensa, Martin Kind, añadió: “En la segunda mitad se impuso la calidad individual de los jugadores del Bayern”.

“Ha sido una tarea dura”, resaltó Müller tras la cuarta victoria liguera. “Naturalmente podemos jugar aún mejor, pero a principios de la temporada lo importante es ganar estos partidos. Las victorias como las de hoy nos ayudarán a ser mejores”, subrayó Kroos mostrándose seguro del potencial del equipo muniqués.

En la misma línea se expresó Matthias Sammer. El director deportivo del Bayern afirmó sentirse “contento por haber ganado”, aunque se mostró crítico con las maneras: “En parte jugamos letárgico, jugamos al fútbol sin emociones. Esto nos vale para el nivel de fútbol al que queremos jugar.”

El martes llega ya el próximo compromiso del Bayern, en la Champions el CSKA de Moscú visitará Múnich. Sammer espera “otra actuación” de su equipo, con más “emoción y pasión, dando el 2 ó 3 por ciento más que aún nos falta.” De lograrlo, el debut victorioso en la fase de grupos de la Champions será una realidad.