presentada por
Menú
DE NUEVO EN EL ONCE

SCHWEINSTEIGER BRILLA EN SU REGRESO

Por la puerta grande. Así podría resumirse el regreso de Schweinsteiger. El centrocampista del Bayern no sólo abrió el marcador del 0-4 ante el Schalke con un gran remate de cabeza, sino que fue el jugador más activo de la noche (105 contactos con el esférico en 78 minutos). Bastian Schweinsteiger regresó ayer al once titular tras 3 semanas y media (1-1 en Friburgo) apartado de los terrenos por una lesión en el tobillo.

“Afrontamos el partido con mucha seriedad desde el primer minuto”, indicó Schweinsteiger tras el partido destacando el buen rendimiento de su equipo. El internacional alemán además reconoció sentirse también contento con su actuación: “Intento encontrar mi juego en nuestro sistema de una manera que sea buena para el equipo.”

Después de haberse perdido la Supercopa ante el Chelsea y los partidos de Alemania por lesión, y tras haber arrancado desde el banquillo ante el Hannover y el CSKA, Schweinsteiger acompañó a Toni Kroos ayer en el centro del campo. Philipp Lahm  actuó por detrás de ambos como mediocentro defensivo, aunque ambos intercambiaron las demarcaciones en varias ocasiones durante el encuentro. Un rol que parece venirle muy bien a Schweinsteiger. “Me siento en esa posición muy cómodo. Ahí puedo incorporarme al ataque o a la defensa”, afirmó el jugador de 29 años.

Sammer destaca la labor de Schweinsteiger

En Gelsenkirchen destacó especialmente en el aspecto ofensivo, pues además de lograr el 0-1 tras un saque de esquina botado por Arjen Robben (21´), también inició la jugada que supuso el 0-3, obra de Franck Ribéry (75´) a pase de David Alaba. Schweinsteiger recordó que hace dos años siempre se topaba con el larguero: “Desde la pasada temporada parece que finalmente me entran los goles”. Y ciertamente las estadísticas demuestran su fortaleza en el juego aéreo, pues de sus 8 últimos goles con el Bayern los ha marcado de cabeza.

La importancia que supone el regreso de Schweinsteiger para el FC Bayern quedan claramente explicada en las palabras de Matthias Sammer: “Bastian es muy flexible en el juego de creación y sin el balón es un seguro de vida. Él es el corazón de nuestro jugador.” Robben coincidió con el director deportivo del club muniqués: “Ha sido muy, muy bueno que Bastian haya vuelto.”

Schweinsteiger por su parte, prefiere centrarse en el largo camino que le espera al Bayern esta temporada: “Esperemos que la unión Bayern de Múnich – Pep Guardiola dé éxitos duraderos.” Hasta ahora no se ha perdido ningún partido de la Bundesliga ni de la Champions-League. “Tiene muy buena pinta”, afirmó el internacional alemán, quien además no dudo en explicar la receta de los buenos resultados: “Somos muy flexibles. Eso hace que sea tan difícil jugar contra nosotros. Nuestro entrenador tiene muchas variantes.” Schweinsteiger es, sin duda, una variante de lujo.