presentada por
Menú
Emotivas palabras de Gerland

“Capitán” Lahm cumple 30 años

Ligas, copas, Champions League: Phillip Lahm ha levantado todo esos títulos como capitán del FC Bayern. El también capitán de la selección alemana es sin duda uno de los jugadores más laureados del mundo del fútbol. Lahm cumple hoy lunes 30 años.

El jugador nacido en Múnich ha pasado más de la mitad de su vida deportiva en las filas del FC Bayern. Lahm llegó a las categorías inferiores del club bávaro en 1995 con 11 años y en la temporada 2001 y 2002 se proclamó campeón juvenil de Alemania. Esos fueron los primeros títulos que logró con la camiseta del Bayern. Tras dos años en la Regionalliga con el filial y 2 años cedido en el VfB Stuttgart (2003-05) el lateral se asentó en el primer equipo del FC Bayern.

Desde entonces Lahm ha disputado 244 partidos de la Bundesliga, 83 en competiciones europeas y 38 duelos coperos con el cuadro muniqués. Además desde enero de 2011 porta el brazalete de capitán. El 103 veces internacional con Alemania ha conquistado 4 ligas, 4 copas, 1 Supercopa de Europa y 2 de Alemania con el Bayern. La coronación de una gran carrera futbolística fue el triplete cosechado la pasada temporada, Champions League incluída.

fcbayern.de quiere felicitar a Philipp Lahm en el día de su 30° cumpleaños con una carta del que fuera su entrenador en el filial entre 2001 y 2003, así como asistente de la primera plantilla desde 2009: Hermann Gerland.

La felicitación de Hermann Gerland:

Querido Philipp,

aún recuerdo muy bien la primera vez que te vi jugar cuando tenías 17 años. Fue en la final de la liga juvenil en verano de 2001 en Leverkusen. En menos de dos meses debutaste conmigo en Burghausen con el filial. Siempre entrenaste y jugaste muy bien. Creo que en los dos años que te entrené sólo tuve que decirte en una ocasión: “¡Philipp! Cuando hagas una entrada, tienes que llevarte el balón” Por lo demás, nunca comprometiste a un compañero con un pase malo. Siempre has tenido una gran visión de juego. Siempre fuiste muy limpio en los balones divididos. ¡Incluso en el juego aéreo eras muy bueno! Incluso recuerdo que una vez jugando contra el Stuttgarter Kickers, cubrían al hombre y les obligastes a cambiar a su lateral izquierdo de banda: ¡increíble!

Disfruté mucho entrenándote y viéndote jugar. Aunque tenía claro que para tí hubiera sido una catástrofe seguir jugando un año más en la Regionalliga, aún sabiendo que los entrenamientos no serían tan divertidos para mí. En el penúltimo partido de la Bundesliga 2002/03 el Stuttgart visitó Múnich y hablé con Felix Magath. “Tengo uno para tí, parece que tiene 15 años pero juega como uno de 30.”, le dije. Todos sabemos como ha continuado tu carrera.

Me habría sorprendido mucho que no hubieras realizado una grandísima carrera como la que estás completando. Atesoras un gran talento y una grandísima capacidad de motivación. Ya por aquel entonces no había nada que criticarte. ¡Veloz! ¡Técnicamente muy bueno! ¡Versátil! Tampoco cometiste ningún error fuera de los terrenos de juego. Siempre has tenido buena cabeza. Hoy disfruto viendo que tus entrenadores actuales - da igual si fue Louis van Gaal, Jupp Heynckes o ahora Pep Guardiola – siguen viendo lo mismo que yo ya ví por aquel entonces.

Aún sigo preguntándome como de 55 partidos logras disputar 50 al máximo nivel. Y en los otros 5 juegas muy bien. Eso lo llevas haciendo desde hace 10 años. ¡Un rendimiento fantástico!

El triplete logrado hace un par de meses me alegró especialmente por jugadores como tú, que llevan dando un rendimiento espectacular al FC Bayern. Ganásteis la liga con más de 90 puntos, también conquistásteis la copa y la Champions League, ganásteis al hasta entonces mejor equipo del mundo con un 7-0 en el doble enfrentamiento, 4-0 a la Juventus... ¡fue una actuación increíble con un grandísimo capitán al frente!

Has ganado casi todo lo que se puede ganar con el club. Ahora estaría genial si pudieras ganar también títulos con la selección. Ese es mi deseo por tu 30 cumpleaños. Y que sigas jugando así con el FC Bayern durante los próximos 5 ó 6 años. ¡Os deseo todo lo mejor a tí y a tu familia Philipp!

Tu Hermann