presentada por
Menú
Ovación cerrada

Hoeness ofrece a los socios una “consulta de confianza”

Los accionistas recibieron a Uli Hoeneß a las 19:00h en el Audi Dome coreando su nombre. Pero esas voces no fueron nada en comparación con lo que ocurrió hora y  media más tarde en la Junta General Anual de accionistas: Karl-Heinz Rummenigge se dirigó a su amigo con unas emotivas palabras y los asistentes no dudaron en levantarse y regalar una ovación cerrada al presidente del Bayern.

Hoeneß no pudo contener las lágrimas. “Estoy emocionado, no sólo con tu discurso, Karl-Heinz, sino también por la reacción de nuestros socios”, declaró Hoeneß aún con una voz temblorosa. El presidente del club bávaro agradeció las muestras de apoyo en un momento personal “difícil. Nunca lo olvidaré, estoy muy orgulloso de ello.”, aseguró Hoeneß.

El “rector espiritual” del Bayern, tal como Rummenigge le definió, anunció que en una Junta Extraordinaria se llevaría a cabo entre los asistentes una “consulta de confianza”. Hoeneß indicó que quería “darle a los socios la oportunidad de decidir si él es el presidente adecuado para el club.”

Apoyo total de Rummenigge

Hoeneß confirmó que le gustaría completar sus funciones como consejero siempre y cuando cuente “con una clara mayoría de apoyo.” Además indicó que “nunca había pensado en dimitir, pues nadie se lo ha solicitado en el club. Sólo en club es para mí importante y no el Handelsblatt.“

Hoeneß continuó dirigiéndose a los accionistas y socios de la siguiente manera: “Me gustaría destacar un par de datos: no he evadido 100 millones de euros en impuestos. He pagado desde hace muchos años bastantes millones en impuestos. He donado en los últimos cinco años más de 5 millones de euros. Doné también todas las ganancias de mi partido homenaje por mi 60 cumpleaños. Con esto no quiero limpiar mis pecados, reconozco mis fallos.” Hoeneß continuó afirmando que espera contar con un “proceso justo y que las sentencias previas realizadas por los medios no tengan excesiva presencia”.

Por su parte Rummenigge había mostrado previamente su apoyo total a Hoeneß. “Soy su amigo y la amistad se muestra en los momentos en los que hay problemas. Cuando veo como Ustedes, queridos socios, han apoyado a Uli hoy, entiendo que todo el FC Bayern es su amigo.” Hoeneß concluyó su intervención prometiendo: “Serviré a este club hasta que no pueda respirar más.”