presentada por
Menú
Alemania cerró el año con éxito

Kroos protagonizó victoria en Wembley

El estadio Wembley en Londres sigue siendo un buen lugar para que los alemanes celebren. Seis meses después del triunfo del Bayern Múnich en la final de la Champions League, la selección obtuvo el martes en la noche una victoria 1-0 sobre Inglaterra gracias a un gol de cabeza anotado por Per Mertesacker en el minuto 38 de un partido jugado ante 85.934 espectadores.

Esta fue la sexta victoria en serie de Alemania sobre los tres leones, que desde hace 38 años no consigue ganar en casa a los alemanes. El gol teutón, conseguido curiosamente por el defensor central al servicio del Arsenal de Londres, resultó de un centro servido con mucha precisión por Toni Kroos.

Él, junto a sus colegas bávaros Mario Götze y Jerome Boateng, fueron los únicos que repitieron en la formación inicial de aquellos que estuvieron a mitad de semana enfrentando a Italia. Philipp Lahm, Manuel Neuer y Mesut Özil ni siquiera viajaron a Londres, Sami Khedira se lesionó en la rodilla en Milán, y Thomas Müller estuvo los 90 minutos en el banco de suplentes.

Boateng golpeado

Entre los once jugadores que arrancaron el partido por Alemania estaba el arquero Roman Weidenfeller, que a sus 33 años se convirtió en el arquero de mayor edad en debutar con la selección. El del Dortmund no tuvo a lo largo de los 90 minutos grandes oportunidades de exhibir su calidad, y además tuvo suerte cuando en el minuto 57 un disparo de Andros Townsend se estrelló en el poste.

La solida defensa alemana, con un Boateng en gran nivel, no tuvo mayores problemas, y el del Bayern tuvo que abandonar la cancha en la pausa debido a un golpe en el talón. El ataque de Alemania no generó grandes jugadas, aunque en los minutos 49 y 64, a través de Marco Reus y Mario Götze, tuvo dos oportunidades claras para el 2-0.