presentada por
Menú
“Me encantan estos partidos”

Robben jugaría “cada semana contra el Dortmund”

El estadio se había vaciado ya pero los aficionados del Bayern seguían cantando en la grada. Allí seguía Arjen Robben, sobre el césped, respondiendo a las preguntas de los periodistas. El holandés parecía no querer abandonar el terreno de juego de un rival ante el que ha vivido grandes momentos.

Como por ejemplo en los cuartos de final de copa de la pasada temporada, en la que con su tanto selló el pase a las semifinales. Y como no, con su tanto en el último suspiro de la final de la Champions League que supuso la conquista del máximo título continental para los suyos. Ayer, volvió a vivir una noche especial ante el Borussia. El holandés hizo el 2° de los 3 tantos de los suyos. Fue un auténtico golazo, pues esperó a que Weidenfeller saliera y elevó el esférico con suavidad por encima del guardameta rival (85´). “Por mí, podríamos jugar cada semana contra el Dortmund”, comentó Robben guiñando un ojo.

El holandés ha participado directamente en 6 goles en los últimos 4 partidos que ha disputado contra el Borussia (5 goles, 1 asistencia, incluído el duelo de la Supercopa). “Me encantan estos partidos. Cuando eres pequeño sueñas con jugar estos tipos de partidos, en un estadio así, con este ambiente y ante un rival de esta talla. ¿Qué más quieres?”, así explicó Robben su gran actuación en Dortmund.

“Lo celebraremos un poco”

Robben fue de los más destacados del choque, y coronó su gran rendimiento logrando el 0-2 tras una gran asistencia de Thiago. “La finalización no ha estado mal”, reconoció Robben sonriendo.

El holandés corrió hacia la grada de los aficionados muniqueses y se plantó ante ellos con los brazos en alto. “Estaba orgulloso, estaba feliz. Sencillamente disfrutó del momento”, comentó Robben. El extremo del Bayern sabe que la victoria ha supuesto “un gran paso. Pero no debemos olvidar que íbamos 0-1 hasta el minuto 85.” Ciertamente el Dortmund disfrutó también de sus ocasiones. Por ello resulta importante “mantener ambos pies en el suelo”, aclaró Robben antes de concluir: “Ahora debemos celebrarlo un poco.”