presentada por
Menú
"Año superlativo"

“Ambiente genial” en la comida navideña del club

La familia del Bayern celebró un año más su tradicional comida navideña. La primera plantilla y los responsables del club muniqués se reunieron este mediodía del segundo domingo de Adviento en el Teatro de Alfons Schuhbeck para celebrar un “año superlativo”, tal como describió Karl-Heinz Rummenigge. “Todos hemos vividio lo más positivo que se puede vivir. Desde enero a diciembre todo salió genial”, afirmó el directivo en su discurso de 10 minutos.

Los jugadores y sus familias llegaron a la comida navideña sobre las 14:00h, poco después de concluir el entrenamiento de esta mañana. Rummenigge se dirigió a los 200 asistentes destacando el “ambiente genial” que reinaba en la sala y recordó: “En la junta general celebrada el pasado mes de noviembre noté la fuerza, la calidad y la clase excepcional que tiene este club.” Deportivamente hablando al directivo del Bayern no le falta la razón, pues al equipo muniqués no hay quien lo frene en estos momentos: sólo 2 derrotas oficiales en el 2013 (0-2 contra el FC Arsenal en octavos de la Champions y 4-2 en la Supercopa de Alemania ante el Dortmund).

"Espero que continúe así"

“Más de 15 millones de aficionados acompañan al FC Bayern München en Alemania cada semana. Y todos ellos disfrutan de un domingo relajado semanalmente. Igual que Uli Hoeneß o yo mismo”, reconoció un Rummenigge que no dudó en confesar que en el pasado Uli Hoeneß solía llamarle por teléfono los domingos para comentar algún que otro mal partido de los suyos. “Ahora, hace más de un año que no recibo ninguna llamada de Uli. Espero que continúe así.“, concluyó el directivo.

A media tarde el capitán Philipp Lahm agarró el micrófono y dedicó unas palabras a los comensales, aunque fue de nuevo Rummenigge quien pondría punto final a la comida navideña del club en 2013 con la siguiente frase: “Nunca el respeto al FC Bayern en el mundo fue tan grande”. El directivo no lo mencionó, pero todos captaron el mensaje: el 21 de diciembre se puede poner la guinda a un año histórico con la conquista del Mundial de clubes que se disputará en Marruecos.