presentada por
Menú
En buena posición

El Bayern de los récords

Cuando el engalanado de rojo Allianz Arena se oscureció a las 17:21 para escuchar su melodía de despedida, se escucharon de nuevo los cánticos de “Super Bayern”. Ellos atravesaron la cancha al igual que la iluminación láser que recorría las tribunas y se perdía en el cielo de Múnich. De pronto apareció una niebla artificial, pero nadie perdió el objetivo de vista. El espectáculo de cierre de temporada fue tan impresionante como el año 2013, el (hasta ahora) más exitoso en la historia del club.

“Nos queríamos despedir bien del Allianz Arena en este 2013 y lo hemos logrado” se alegró el capitán Philipp Lahm después de la vitoria 3-1 sobre el Hamburgo. Y mientras el equipo daba una vuelta olímpica con una pancarta agradeciendo a los aficionados su apoyo a lo largo del año, el directivo del club, Karl-Heinz Rummenigge, entregaba su balance de la primera vuelta del campeonato en los subterráneos del estadio: “estamos en una buena posición y somos campeones de invierno. Esas eran nuestras metas”.

Con la quinta victoria en serie en casa sobre el Hamburgo el Bayern redondeó un brillante año en la Bundesliga, donde ganó todos los 17 partidos que disputó en su estadio, algo que solo el propio club de Múnich había logrado antes en la Bundesliga, en 1972 y el 2005. En total, en la liga, el Bayern sumo 93 puntos y perdió en este año calendario, como primer equipo en Alemania, ningún partido. Además, desde hace 41 juegos el dueño del triplete no pierde en la Bundesliga. ¡Vaya balance!

“Aún hay algo por hacer”

“Un año increíble para el Bayern” elogió Pep Guardiola, quien por su parte también estableció un récord. Por primera vez en la historia de la Bundesliga un entrenador se mantiene invicto en sus primeros 16 partidos oficiales del campeonato. También contra el Hamburgo, donde Mario Mandzukic, como resultado de una bella combinación, abrió la puerta del triunfo. “Despues de la Champions League es muy difícil” aceptó Guardiola, quien reconoció a la vez que su equipo “controló el partido y permitió pocos contragolpes”.

Y después de la pausa apretó, y a través de Marió Götze, quien consiguió su tercer gol en su tercer partido oficial, aumentó la ventaja a 2-0. “Las acciones se manejaron con tranquilidad, y, como dijo el capitán Lahm, “hasta el 2-1 de forma soberana, y después también”. El gol de Lassogga puso las cosas intensas, pero solo por un par de minutos, pues entonces llegó en el extratiempo el gol de Xherdan Shaqiri, el 3-1. “Estoy totalmente feliz de que ganamos, mostramos una gran moral, y resistimos como se debía”, dijo el director deportivo Matthias Sammer, quien agregó también “tenemos que hacernos las cosas más fáciles”.

Tampoco fue un paseo contra el Hamburgo, como tampoco lo fue el camino a todos los títulos obtenidos en el 2013. “Fueron muchos años de duro trabajo los que nos premiamos este año” afirmó el Philipp Lahm. Ahora en Marruecos está un “equipo hambriento” (Boateng) que, según dijo el capitán, “aún tiene algo por hacer”. Y es que sin importar cuan exitoso fue este 2013, aún se quiere coronarlo con el Mundial de Clubes.