presentada por
Menú
“Ganas increíble de victoria”

El Bayern sigue jugando “al límite” pese a estar diezmado

Como suele ser habitual en los últimos meses los jugadores del Bayern festejaron la victoria con sus aficionados desde el césped. No era para menos, pues el FC Bayern acababa de sellar el pase a cuartos de final de copa tras imponerse 0-2 (0-1) en Augsburgo. Sin embargo, entre los profesionales del club muniqués la lesión Arjen Robben empañó en gran parte la alegría existente. “Espero que pueda jugar en 14 días“, indicó Matthias Sammer aún en el SGL Arena de Augsburgo.

Sin embargo, hoy jueves el diagnóstico fue peor de lo esperado: Robben, uno de los jugadores más en forma del Bayern en estos momentos, estará 6 semanas apartado de los terrenos de juego. Amargas noticias para un Pep Guardiola que al menos pudo contar de nuevo con Ribéry ayer en Augsburgo, y que ve como Shaqiri y Claudio Pizarro están a punto de reincorporarse al trabajo con el grupo.

Ayern en Augsburgo faltaron por ejemplo hombres importantes como los capitanes Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger. Pese a ello, el cuadro muniqués logró imponerse en unos 90 minutos muy disputados. “Quizás no nos acordemos de todos los lesionados que tenemos.”, subrayó Thomas Müller, autor del 0-2 definitivo (72´). En la primera mitad, en el primer disparo a puerta dle Bayern, Robben había hecho el 0-1 (4´).

“No es un paseo”

“No ha sido sencillo. Hemos hecho mejores partidos”, analizó Mario Götze. Su compañero Manuel Neuer mantuvo su portería imbatida por sexta vez consecutiva en copa (¡récord del club!), en el que fue “el partido del año” para el Augsburgo. El cancerbero comentó tras el partido: “Han luchado con todo.” Müller añadió: “Hemos completado nuestro cometido.“

El técnico Guardiola destacó las “ganas increíble de victoria“ de su equipo. “Ahora he entendido por qué tuvo tanto éxito el Bayern en los últimos años“, añadió el técnico del Bayern. Lo cierto es que sus hombres no se desvían del camino de la victoria, ya sea en un campo poco practicable como el de Moscú, o ante un rival muy motivado como ayer el Augsburgo.

“El resultado es bueno. Estamos contentos. El equipo siempre va al límite, no es un paseo. No hay regalos“, reconoció el director deportivo Sammer antes de concluir: “Lo importante es que hemos pasado de ronda”. Y en ella, seguro que Robben estará de nuevo sobre el césped.