presentada por
Menú
Pese a la baja de Robben

La máquina goleadora no para

Tras el revés, llegó una actuación de gala. 3 días después de la lesión de Arjen Robben, el Bayern logró un histórico 0-7 en Bremen. Porque la baja de Robben es muy sensible. Sobre todo porque el holandés había participado directamente en 6 goles (5 goles, 1 asistencia) en los últimos 4 partidos del Bayern. “Arjen estaba en estos momentos en el mejor estado de forma de su vida”, afirmó Matthias Sammer. Ante la ausencia del holandés, sus compañeros asumieron el peso ofensivo. Y vaya si lo hicieron.

Sobre todo Franck Ribéry. El internacional francés tomó el mando en el día que regresaba al once titular tras la recuperarse de la fisura en las costillas sufrida hace 3 semanas. El futbolista del año en Europa marcó dos goles, su primer doblete de la temporada, y asistió en otro de los 2 tantos de los suyos. Finalizado el encuentro ante el Werder comentó: “He vuelto. Estoy contento por haber hecho un partido así. El dolor se ha ido.”

Con su actuación en Bremen y sus 5 goles y 6 asistencias en los 8 últimos partidos disputados con el Bayern, Ribéry ha vuelto a presentar su candidatura al Balón de Oro. “Se merece ese título”, afirmó Pep Guardiola. Uli Hoeneß fue aún más contundente: “Ningún jugador en el mundo, se lo merece más que Franck.”

Entre los 23 nominados se encuentra también Thomas Müller, quien con un gol y 2 asistencias también fue uno de los destacados de la goleada en Bremen. El canterano es el actual máximo goleador del FC Bayern: ha participado en 23 goles en los últimos 25 partidos oficiales. Ningún otro jugador del cuadro muniqués ha marcado tantos goles (15) y dado tantas asistencias (8) en esta temporada como Müller. Su balance en los 7 últimos partidos ligueros habla por sí solo: 6 goles, 3 asistencias.

Hoeneß tranquilo

En la Bundesliga sin embargo es Mario Mandzukic el que lidera la clasificación de máximos goleadores del Bayern. En Bremen, el atacante croata marcó su 9° tanto liguero, y ha igualado ya los números cosechados en la primera vuelta de la pasada campaña. También Mario Götze parece haber encontrado el ritmo. En Bremen, el internacional alemán marcó 1 gol y dio 1 asistencia. En los 10 últimos partidos de liga, Götze ha participado en 7 goles (3 goles, 4 asistencias).

Por si fuera poco Daniel van Buyten se unió a la fiesta e hizo el momentáneo 0-2. El 0-7 logrado en Bremen fue el 52° partido consecutivo en el que el Bayern ha visto puerta. Normal que Uli Hoeneß se mostrase tranquilo: “Tenemos 20 jugadores igual de valiosos. No me enfado más cuando uno se lesiona, porque sé que tenemos uno igual de bueno en el banquillo.”