presentada por
Menú
'Estamos muy contentos'

El FCB da su primer paso para un "comienzo perfecto"

El primer enigma se ha resuelto. 34 días después del último partido oficial, el campeón alemán ha continuado con el ritmo con el que despidió el pasado año. Y eso a pesar de las dificultades que se le adivinaban al encuentro del campeón del Mundial de Clubes contra el Borussia de Mönchengladbach para el comienzo de la segunda vuelta.

"Hemos jugado bien del primer al último minuto". Así elogiaba el director general, Karl-Heinz Rummenigge, la concentración de su equipo en el 0-2 del Bayern, que sigue a un ritmo fortísimo. "No se podía saber con certeza cómo llegaríamos tras el descanso invernal" señalaba el presidente Uli Hoeneß. Pero el triple campeón no quiso tardar en despejar las dudas en el estadio del hasta ahora invicto en casa Gladbach.

"Nos los habíamos propuesto y queríamos ganar a toda costa" dijo Mario Götze, que aportó lo suyo a la excelente victoria. Tras un gran pase de Thomas Müller, el internacional tiró de su refinada técnica en el centro de la delantera para marcar el primer gol en partido oficial del Bayern en el año nuevo. Y eso sólo 7 minutos después del pitido inicial.

El triple campeón fue "un bloque desde el principio", se congratulaba el capitán Philipp Lahm, que jugó su partido de Bundesliga número 300 en Mönchengladbach. "Eso era muy imporante." Sobre todo, porque es "complicado" tras un "parón invernal como éste", concluyó Lahm aún en Gladbach, donde el Bayern "lo ha tenido difícil los últimos años." De hecho, de los últimos 23 partidos a domicilio en el bajo Rin, el Bayern sólo había ganado 3.

Esa estadística parece algo más favorable tras la tarde del viernes. También Müller, que ya había dado una asistencia ejemplar en el 0-1, dio muestras de su gran calidad en el disparo al convertir un penalti en el 53'. "Hemos marcado en los momentos clave" dijo Lahm, mientras que Manuel Neuer, que también se mostró expléndido en el choque se alegraba: "Nos hemos demostrado que merecíamos la victoria. Estoy muy contento de los 3 primeros puntos."

"Esa es nuestra tarea"

"Para el equipo y el entrenador sólo puede haber alabanzas" elogiaba Rummenigge al Bayern, que tras 27 partidos fuera sin perder rebasaba su propio récord en Bundesliga de los años 80. "Muy contento" estaba también el director deportivo Matthias Sammer, que se alegraba de la "fantástica respuesta" que habían dado al fracaso del ensayo en Salzburgo (3-0).

Sin embargo, la victoria sobre el tercer clasificado sólo satisface a Lahm y compañía de momento. El miércoles les espera el siguiente partido a domicilio complicado, el que enfrentará al FCB y VfB Stuttgart por el partido aplazado de la decimoséptima jornada. "Allí es donde podemos marcar distancias" dice el capitán "y esa es nuestra tarea". De ganar en Suabia, la distancia con el segundo clasificado ascendería a 10 puntos. Lahm anunciaba: "queremos hacer un comienzo perfecto de la segunda vuelta. Para ello sólo cabe ganar en Stuttgart."