presentada por
Menú
Reencuentro en Stuttgart

Lahm y cía. quieren aprovechar “esta gran ocasión”

Pases, sprints hacia la portería, disparos, media vuelta y de nuevo sprints hacia el punto inicial: Pep Guardiola hizo sudar a los suyos este lunes en la lluviosa Múnich. El técnico español contó con la práctica totalidad de su plantilla, pues sólo los tocados Daniel van Buyten y Javi Martínez, que trabajaron en el campo contiguo, así como lesioandos Bastian Schweinsteiger (continúa con su programa de recuperación) y Holger Badstuber (rehabilitación tras la operación de rodilla) se perdieron el entrenamiento del grupo.

En la sesión de trabajo no faltó Philipp Lahm. El capitán del Bayern, tal como ya hiciera en el primer partido de la segunda vuelta disputado en Gladbach, fue uno de los más destacados en la ciudad deportiva. “El rival entendió que estábamos despiertos, concentrados y metidos desde el principio. Eso fue decisivo”, indicó Lahm a los medios tras el entrenamiento matutino.

“Ya sabemos lo rápido que sucede”

Lahm precisamente celebró en Gladbach su partido 300 en la Bundesliga (247 con el FC Bayern). “No lo supe hasta dos días antes del partido“, reconoció un Lahm que prefirió centrarse en el próximo compromiso de los suyos. Este miércoles el FC Bayern afrontará el duelo aplazado de la primera vuelta ante el Stuttgart.

Un duelo que para el capitán del Bayern supondrá el regreso al que fuera su estadio entre 2003 y 2005. No es raro que para Lahm, quien debutó en la Bundesliga con el club suabo, el partido de mañana sea “algo especial, porque viví dos años allí. Aunque a excepción de Cacau y Gentner no queda nadie más allí de mis antiguos compañeros”. Lahm llegó a entrenar con el actual técnico del Stuttgart, Thomas Schneider, tal como explicó el propio defensa: “En 2003 entrenamos juntos. Creo que es un buen entrenador.“

Pese al cariño que Lahm le tiene a Stuttgart, el capitán está totalmente centrado en el título liguero con el FC Bayern. En estos momentos el club bávaro cuenta con 10 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado. “También podrían haber sido sólo 4 de haber perdido nosotros y haber ganado el Leverkusen“, resaltó un Lahm que saber perfectamente “lo rápido que sucede.“ Sin embargo, el FC Bayern espera aprovechar “esta gran ocasión para aumentar la ventaja a 13 puntos.” Ese es el objetivo de Lahm y cía. en Stuttgart.