presentada por
Menú
Sorpresa bajo la lluvia

Ribéry, su descubridor y el Balón de Oro

Séptimo día en Doha. La lluvia fue protagonista. Los espectadores y periodistas que seguían en directo el entrenamiento del equipo bávaro, buscaron refugio bajo los árboles y las carpas contiguas al terreno de juego. Una persona, sin embargo, se mantuvo pegado a la banda sin paraguas, chaqueta o gorro. Era Jean Fernandez, el técnico que descubrió a Franck Ribéry.

Fue exactamente hace 10 años. En febrero de 2004, el Stade Brest de tercera división visitaba en octavos de final de la copa francesa al FC Nantes. El resultado fue claramente favorable para el equipo de primera (4-0). Sin embargo, Fernandez, por entonces técnico del FC Metz, se quedó con un regate ante dos rivales del extremo izquierdo del Brest: “En ese momento supe que ahí había un jugador”. Un par de meses más tarde Ribéry firmó su primer contrato profesional con el Metz.

Esta mañana el rostro de Ribéry dejó patente la sorpresa que se llevó al ver a su antiguo técnico entre los asistentes al entrenamiento de Doha. Fernandez es para él un “padre espiritual”, según el astro francés. Fernandez también recuperó a Ribéry para el fútbol galo cuando lo fichó del Galatasaray y se lo llevó al Marsella.

Fernandez y Ribéry charlaron durante varios minutos sobre el césped y luego se marcharon juntos con la plantilla al hotel de concentración. El futbolista del año en Europa y su mentor, tenían muchas cosas que contarse. Por ejemplo, la nominación de Ribéry al Balón de Hora. Sólo quedan 53 para que la FIFA dé a conocer en su gala del lunes (18:30h) en Zürich al ganador del renombrado galardón. “Duermo bien. Pep me ha recomendado mantenerme tranquilo y que agarre el trofeo antes de que lo entreguen y que salga corriendo”, indicó Ribéry con su típico humor durante la rueda de prensa celebrada esta mañana en Doha.

“Franck se lo merecería”

“No, es sólo una broma”, afirmó el jugador francés con una sonrisa en la boca. El Balón de Oro de la FIFA, premio que se otorga al mejor jugador del mundo, es para Ribéry “un sueño. Es un gran título. Tengo una gran oportunidad. El 2013 ha sido mi mejor año con el equipo y también individualmente.” Aunque Ribéry es consciente de que tiene “una gran competencia.” Efectivamente, pues los otros dos aspirantes son Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. “Estoy muy feliz por poder estar ahí con esos dos grandes jugadores”, reconoció el 7 del Bayern.

Y viendo lo logrado con el club bávaro, el ganador debería ser el francés. “Para mí está claro que Franck se lo merecería este año”, expresó un Philipp Lahm que, como capitán de Alemania, ha podido tomar parte en la votación. “He votado a Franck”, confesó Lahm. También Matthias Sammer espera que al final sea Ribéry el vencedor del prestigioso trofeo: “Franck ha sido el jugador más completo y el mejor. Siempre aporta su calidad al equipo para que tenga éxito.” Para Sammer, una victoria de Ribéry sería “la consecuencia lógica”.

“Siempre el 100% por el equipo”

El director deportivo del FC Bayern recordó en Doha el extraordinario crecimiento experimentado por Ribéry en los últimos años: “Además de lo que aporta a nivel ofensivo, trabaja defensivamente bien, disciplinado y al servicio del equipo.” Lógico que tenga a sus compañeros siempre dispuestos a ayudarle, tal como indicó Sammer: “Pocas veces he vivido que un equipo apoye así a un jugador. Eso tiene que ver con su desarrollo.”

“El equipo confía en mí. Saben lo que puedo hacer. Notan de inmediato cuando no me encuentro bien”, explicó Ribéry. Marcar dos goles y perder al final 2-3 no es una opción para la estrella gala: “No soy egoísta. Siempre doy el 100% por el equipo.” Jean Fernandez puede estar orgulloso.