presentada por
Menú
Con "concentración y pasión"

El Bayern espera un partido ajustado en Hanóver

El día de reposo ha sentado bien. Tras haber disfrutado de un buen descanso, Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger y compañía volvían a la disciplina con buen humor y mucho dinamismo el sábado a mediodía. Pero ya vale de relax: el domingo (a partir de las 16:30 UTC) espera en Hanóver una nueva y complicada tarea del once de Pep Guardiola.

"Ya no quedan partidos fáciles, tampoco en Bundesliga" dijo Arjen Robben, que pedía para el partido en la capital de la Baja Sajonia "la concentración, agresividad y pasión necesarias". "Tenemos que rendir a tope, ya que ningún rival va a regalarnos nada."

Y menos un Hanóver que está fuerte en casa. El bloque del nuevo entrenador Tayfun Korkut es, con sólo una derrota en casa (1-4 contra el Hoffenheim), el mejor local de la liga tras el Bayern de Múnich. "Juegan muy ordenados" afirma Guardiola, que no se ciega por las derrotas del Hanóver ante Schalke y Mainz. La victoria en Wolfsburgo demuestra que el 11º de la tabla sabe "ganar ante equipos muy buenos".

Ribéry progresa

Para Thomas Müller, los partidos en Hanóver "nunca, desde que soy profesional, han sido fáciles. Por eso me preparo para un partido muy ajustado". Y Guardiola lo sabe: "de los últimos 3 partidos en Hanóver, sólo hemos ganado uno. Eso muestra lo difícil que va a ser". No obstante, el FC Bayern viaja a la Baja Sajonia para "dar un paso más en el camino hacia la defensa del título".

Los jugadores que formarán en el viaje a Hanóver es algo que el míster de 43 años no ha querido aún desvelar. "Eso lo decidiremos tras el último entrenamiento" dijo Guardiola, que en cualquier caso deberá prescindir de Holger Badstuber, Xherdan Shaqiri y Franck Ribéry. Hay que decir que la recuperación de este último "avanza cada día", como dice Guardiola. El jugador europeo del año hizo este sábado un entrenamiento de carrera intensiva progresiva.

Mientras tanto, los de Hanóver se muestran agresivos. "Si nuestro equipo se muestra al nivel habitual, les haremos daño" sentenciaba Korkut, que ha tenido que reajustar el once tras la amigdalitis del talento Andre Hoffmann. Mame Diouf se entrenó con normalidad, y sería lo lógico que jugara ante el Bayern desde el comienzo. Habrá que ver cómo de valiente sale el Hanóver al campo; el Bayern lo dará todo para ganar su 14º partido liguero consecutivo.