presentada por
Menú
Dúo dinámico

Un “chico maravilla” y un disparo sensacional

Se pudo haber resuelto muy rápido, pero Manuel Neuer no estuvo de acuerdo. Primero desvió el disparo de Yaya Sanogo en el minuto 7, luego paró el penalti cobrado por Mesut Özil en el minuto 8, y poco después, en el minuto 23, contuvo el ataque de Alex Oxlade-Chamberlain. “Tuvimos suerte porque el mejor arquero del mundo mostró su calidad” resumió Pep Guardiola la primera fase de la victoria 2-0 sobre el Arsenal en Londres. De paso elogió fuertemente a Manuel Neuer.

 

Quizás tuvimos algo de suerte al principio comentó el mejor arquero del mundo con humildad su aporte a la victoria del Bayern en el partido de octavos de final de la Champions League. Pero claro, la suerte no es explicación suficiente. Neuer sabía muy bien qué hacer durante el penalti pues conoce muy bien a Özil tanto de la selección alemana como de su época como compañeros en el Schalke.

 

Conozco su forma de cobrar, él se toma mucho tiempo y decide sobre la marcha a dónde tirar el balón. Por eso tuve que esperar bastante, pensé que lanzaría el penalti a la izquierda, a donde me lancé, pero lo suficientemente tarde como para poder tener la oportunidad de reaccionar si lo tiraba por la mitad. Y allí, exactamente, la mano derecha de Neuer pudo rechazar el balón.

 

Con esa parada Neuer subrayó lo que recientemente afirmó el directivo Karl-Heinz Rummenigge, quien llamó al arquero “garantía de éxito”. “Él no es solo el mejor arquero del mundo, también es un personaje muy importante, un chico maravilla que vive el Bayern de la mejor forma que uno se puede imaginar”. Para Uli Hoeness es Neuer “impagable. Es increíble como el juega con sus compañeros y la seguridad que trasmite. Si eres un defensor, puedes devolver la pelota a ciegas, pues él juega con la pierna izquierda y con la derecha. ¡Eso es fantástico!”

 Nivel de Champions League 

Esto último también vale para el disparo de la noche, el del 1-0 de Toni Kroos en el minuto 54. Un disparo artístico, con un efecto que le permitió al balón anidarse en el ángulo. “Yo intento ayudar al equipo tanto como me es posible y creo que ha funcionado” dijo el jugador de 24 años que -no solo por el gol- fue declarado por la UEFA como el mejor del partido.

172 contactos con el balón, más que cualquier otro jugador alemán en la historia de la Champions League y la Bundesliga. Además, 97 por ciento de pases. Kroos estuvo a poco de anotar otro gol, y fue el encargado de generar con su pase la situación del penalti a favor del Bayern y la expulsión del portero del Arsenal Wojciech Szczesny. “Lo felicitó por el gran partido que cumplió, contó Hoeness, mientras el propio jugador se mostró satisfecho porque “todo salió bien”. Él sabe, sin embargo, que será en tres semanas cuando se pueda celebrar de verdad, luego del partido de vuelta, por eso dice “esto fue solo un primer paso”.